×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Durante 17 años sólo comió nuggets y papas fritas
Excélsior
~
29 de Agosto del 2018 16:53 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Después de varias sesiones, el joven pudo introducir nuevos alimentos en su dieta y ahora se siente más saludable.

CIUDAD DE MÉXICO.- Te tenemos una pregunta ¿qué disfrutabas más en tu infancia? Seguro entre las respuestas está festejar tus cumpleños y comer en restaurantes de comida rápida, en especial en aquellos que ofrecían juguetes con cada combo.

Aquellos fines de semana en los que tus papás te consentían y te llevaban por la'cajita feliz' eran los días más felices. 

Los juguetes, los nuggets, las papas fritas y el helado, eran la combinación perfecta para una tarde ideal. 

Sin embargo, te imaginas esa rutina diario, sería aburrido ¿no crees?

Recientemente se dio a conocer el caso de Ryan Howarth, un británico que durante 17 años comió nuggets y papás fritas a diario. 

Sí, en serio, no estamos bromeando. El 90% de su dieta consistía en piezas de pollo y patatas.  Esa 'dieta' la conservó hasta los 21 años.

Cuando me proponían comer algo diferente reaccionaba de la misma manera que los demás reaccionarían a la propuesta de probar insectos. Me parecía muy asqueroso. Me daba miedo", explicó el propio Ryan.

De acuerdo con Mirror, el joven sufría un trastorno alimenticio selectivo, en el cual dejar de comer ciertos alimentos no es un capricho sino una enfermedad.

Luego de enterarse de lo mal que le estaba haciendo a su salud, sus padres decidieron llevarlo a un terapeuta. 

Después de varias sesiones, el joven pudo introducir nuevos alimentos en su dieta y ahora se siente más saludable.

Antes tenía bajos niveles de energía, tomaba muchas vitaminas para compensar los nutrientes que no obtenía de la comida e ingería una barra de chocolate cada vez que me sentía débil".

Su madre, Christiane, de 45 años, ha notado un cambio drástico en la personalidad de su hijo desde que asumió la nueva dieta y cree que ahora Ryan es mucho más sociable y amigable. 

Ya empieza a verse más saludable. He notado algo más de color en su cara. Sin embargo, eso es solo el principio", sostiene.