×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reciben propuestas indecorosas a cambio de alojamiento gratuito
Excélsior
~
18 de Septiembre del 2018 11:43 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Algunos dueños de propiedades cercanas ofrecen hospedaje gratis pero piden servicios íntimos

CIUDAD DE MÉXICO.- Encontrar hospedaje a bajo costo no es sencillo, los estudiantes tienen que buscar hasta de bajo de las piedras para encontrar el que más se ajuste a su presupuesto. 

Aprovechándose de la necesidad, varios propietarios de departamentos ubicados cerca de campus ofrecen alojamiento barato o en ocasiones gratuito a cambio de sexo o propuestas de carácter sexual.

Esta situación la evidenció Claisse Opulencia, una estudiante de periodismo en la Universidad Christ Church, en Canterbury, quien publicó en Internet un anunció bajo el pseudónimo de 'Isabelle' acompañado de la foto de una guapa joven. 

En el texto aseguraba 'estar desesperada' por encontrar casa en los alrededores del condado de Kent,Reino Unido. 

"Sexo oral cada día. Durante una hora al día andarás por la casa vistiendo lo que yo quiera (podrá ser ropa interior, desnuda o cualquier cosa que yo desee) o relaciones sexuales una vez por semana", fueron las condiciones que ofreció uno de los dueños a cambio de una habitación gratis. 

"Dos o tres veces por semana un servicio completo que incluye masaje y sexo", le propuso otro dueño a modo de pago en caso de que la inquilina no tuviera el dinero necesario para la renta. 

Cuando la joven volvió a contactar a los más de diez propietarios que le habían ofrecido propuestas sexuales a cambio de la renta y explicó que era periodista, la mayoria la bloqueó. 

Sólo un hombre defendió su postura asegurando no hacerle daño a nadie y afirmando que 'jamás obligaría a nadie a hacer algo que no quisiera'.

"Ambas partes salen ganando en caso de estar de acuerdo", dijo.

De acuerdo con medios locales, este tipo de ofertas suelen tener lugar en agosto, mes en que inicia el ciclo escolar. Si bien las propuestas en sí mismas no constituyen un delito, las autoridades animan a denunciar y explican que esas ofertas van dirigidas a personas en situación vulnerable y pueden incurrir en incitación a la prostitución, un delito punible con hasta 7 años de cárcel.