×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Muere la cineasta francesa Marceline Loridan-Ivens, superviviente de Auschwitz
AFP
~
19 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




AFP / La cineasta y escritora francesa Marceline Loridan-Ivens, en París, el 15 de enero de 2015, con motivo de la publicación del libro "Traces de l'enfer", que recoge el testimonio de varios deportados

CIUDAD DE MÉXICO.- La cineasta francesa Marceline Loridan-Ivens, superviviente del campo de Auschwitz-Birkenau durante la Segunda Guerra Mundial, falleció este martes en París, indicó a la AFP, en nombre de su familia, el abogado Jean Veil.

 

En Francia, era conocida por haber convivido en ese campo con Simone Veil, política gala famosa por la lucha que libró para legalizar el aborto cuando era ministra de Salud, en 1974.

 

"Fue una camarada de deportación de mamá, este episodio de su vida tan difícil hizo de ellas unas amigas inquebrantables", señaló Veil, cuya madre murió en junio de 2017.

 

"Marceline era alguien con una vitalidad excepcional. Unos y otros mantuvimos relaciones casi filiales. Mi hermano y yo nos sentíamos muy próximos a ella, su presencia era importante para nosotros", añadió el abogado.

 

La cineasta, productora y escritora, denunció durante toda su vida la injusticia y la violencia, afectada de por vida por su deportación, cuando tenía 15 años, al campo de Auschwitz-Birkenau.

 

Tanto ella como su padre, resistente, fueron detenidos en Bollène (sureste) por la Gestapo en febrero de 1944. Tras ser enviados al campo de Drancy, a las afueras de París, fueron deportados a Auschwitz-Birkenau en abril.

 

Marceline Loridan fue una de los deportados que fueron transferidos, ante el acercamiento del Ejército Rojo, al campo de Bergen-Belsen y, después, al de Theresienstadt.

 

El 10 de mayo de 1945, dos días después de la capitulación alemana, vio al primer soldado soviético, que llegó en moto con una bandera roja.

 

Tras la guerra, frecuentaba la Cinemateca de París y transcribió manuscritos para el semiólogo Roland Barthes.

 

Entró en el mundo del cine gracias al filósofo Edgar Morin, que la introdujo en el rodaje, con Jean Rouch, de "Crónica de un verano" en 1961. Se dio a conocer principalmente por sus documentales sobre Vietnam o la China de Mao, realizados con su segundo marido, el holandés Joris Ivens.