×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Ya puedes hospedarte en una casa hecha de chocolate
Excélsior
~
21 de Septiembre del 2018 11:30 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Consta de 18 metros cuadrados con capacidad para cuatro personas que quieran hacer de sus paredes su 'hogar, dulce hogar'

CIUDAD DE MÉXICO.- El sueño de Hansel y Gretel ahora es también el sueño de todo aquel que quiera reservar para sus próximas vacaciones una preciosa cabaña hecha completamente de chocolate y con una ubicación privilegiada, nada más y nada menos que en la casa de cristal L'Orangerie Ephémère en los jardines del Museo de Sèvres de París.

La oferta, que se anuncia en el buscador de alojamiento Booking.com, se ha hecho viral por razones tan dulces, como obvias. ¿Una casa entera de chocolate? Pues sí, es la primera vez que en Booking se ofrece la estancia de una noche en una cabaña hecha con tonelada y media de chocolate, incluidas las paredes, el techo, la librería, la chimenea y el estanque de los patos.

La obra de arte es un diseño de Jean-Luc Decluzeau, reconocido chocolatero artesanal y consta de 18 metros cuadrados con capacidad para cuatro personas que quieran hacer de sus paredes su 'hogar, dulce hogar'.

Una vez registrados, los huéspedes podrán participar en un taller de bombones personalizados dirigido por el propio Jean-Luc. Posteriormente, disfrutarán de cena y desayuno servidos en el encantador jardín de las flores de la cabaña.

Si te han convencido las características y las imágenes te interesará saber que únicamente hay dos noches disponibles para reserva a través de Booking. Según el portal, "a las 10:00 CET del 19 y 26 de septiembre de 2018, la oferta estará operativa para reservar para los días 5 y 6 de octubre de 2018, respectivamente".

Eso sí, aunque obvio, es importante aclarar la letra pequeña: la estancia no dispone de baño, aunque aclaran que hay uno cerca. Tampoco posee wifi, ni parking privado y no se acepta la entrada a mascotas ni a fumadores. Y, por supuesto, los huéspedes no deben comerse la casa - habrá chocolatinas de bienvenida, tranquilos.