×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Hay siete especies animales en peligro de extinción en México
Agencias
~
23 de Septiembre del 2018 13:13 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / De acuerdo con la Semarnat en México habitan 85 mil 710 especies

CIUDAD DE MÉXICO.- La vaquita marina o el ajolote son quizá los casos más emblemáticos de la extinción de especies en México, pero hay otros casos como el del guacamayo azul, que según un estudio de Birdlife Internacional, el guacamayo spix fue visto por última vez en su hábitat natural hace 18 años. Su extinción se debe a la deforestación indiscriminada de sus selvas.

O el caso de la muerte masiva de manatís en Tabasco, desde mayo, que ha cobrado la vida de al menos 43 especímenes.

A continuación, presentamos cinco casos de especies que están en peligro y cuya desaparición podría impactar de forma negativa en el ecosistema.

MANATÍ

En meses recientes, el manatí de Tabasco se ha enfrentado con factores que lo han ocasionado la muerte de varios herbívoros de esta especie.

Al arribo de los españoles a costas de América fue confundido por los navegantes europeos con las míticas sirenas que, según las leyendas, cantaban para atraer a los hombres.

Sin embargo, durante siglos fueron depredados hasta quedar sólo con mil ejemplares, de acuerdo con cifras de la Semanat.

A este factor se suman la captura incidental y colisión con embarcaciones, así como enfermedades infecciosas y parasitarias, varamientos por desecación de lagunas, pérdida, degradación y fragmentación del su hábitat, lo que lo ha llevado a ser catalogado una criatura en peligro de extinción.

TOTOABA

En el Mar de Cortés nada un pez endémico que se encuentra en peligro de extinción debido a la pesca y el tráfico ilegal, se trata de la totoaba, que durante la primera mitad del siglo XX fue capturada sin restricciones hasta casi agotarse, de acuerdo con la revista de la Sociedad Mundial de Acuicultura.

Desde 1996 fue declarado en peligro de extinción y en 2016, el gobierno prohibió de manera permanente el uso de redes de enmalle en la parte superior del Golfo de California.

Actualmente, el único criadero que puede cultivar totoaba en México se llama Earth Ocean Farms, se ubica a 50 kilómetros al norte de La Paz, Baja California.

VAQUITA MARINA

Su caso es más que conocido, en 2017 se dio a conocer que la especie de la vaquita marina perdió el 67% de su población, lo que significa que actualmente quedan alrededor de 30 ejemplares con vida.

La principal razón de su muerte es el uso de redes de enmalle para la pesca ilegal de la totoaba, lo que provoca que queden atrapadas en ellas. Países como Estados Unidos y diferentes organizaciones ambientalistas trabajan para evitar su alarmante desaparición.

Su hábitat se encuentra en el Alto Golfo de California, Mar de Cortés, entre Sonora y Baja California, único lugar del mundo en donde existe.

JAGUAR

Debido a la invasión del ser humano, el jaguar (Panthera onca) está al borde de la extinción. El ícono de las culturas mesoamericanas habitaba en las selvas tropicales húmedas del Golfo, más de 22 millones de hectáreas desde San Luis Potosí hasta Chiapas.

Pero hoy son menos de un millón de hectáreas que, como manchones, aparecen dispersas entre pastizales, cultivos y ciudades.

Expertos del Instituto de Ecología de la UNAM (IE-UNAM) advierten que la Panthera onca "está en mayor peligro de extinción de lo que se pensaba. En México habitan menos de 4 mil ejemplares.

AJOLOTE

El actual habitante del lago de Xochimilco se encuentra ante la extinción que parece inminente.

El problema es que Xochimilco es un lago enfermo a causa de las construcciones cercanas que se han ido comiendo el humedal, a lo que se suma el desagüe de la capital y el uso de agroquímicos debido a que las chinampas que se han ido desecando.

Otro factor fue la introducción de la tilapia y la carpa en Xochimilco para promover la pesca, que convirtieron al ajolote en depredador de punta.

GUACAMAYA ROJA

En México habitan menos de 200 guacamayas en libertad, específicamente en la Selva Lacandona, apuntan investigadores del Instituto Nacional de Biología de la UNAM.

Están amenazadas debido a su persecución para el mercado de mascotas. Otra de las razonas por las que ha disminuido su población es la pérdida de su hábitat debido a la tala indiscriminada. Así, cada vez quedan menos selvas tropicales en México.

PERRITO DE LA PRADERA

En el desierto chihuahuense existe un simpático roedor parecido a la ardilla llamado perrito de la pradera o perro llanero cola negra.

Su hogar se encuentra en la Reserva de la Biosfera Jamos, en Chihuahua. Las colonias de los perritos de la pradera son una de las mayores del continente y se considera una especie clave; la disminución o pérdida pondría en riesgo la existencia de todo el ecosistema.

Su población se ha visto disminuida debido a la presencia del hombre en su hábitat.

*Con información The Huffington Post y Excélsior.