Friday 09 de December de 2016

5 de febrero, cicatrices rencorosas 

Francisco Javier Acuña      18 Feb 2014 22:00:06

A- A A+

Compartir:
Ha transcurrido otro 5 de febrero, ese día que los mexicanos dedicamos a recordar la promulgación de la Constitución de 1917. En esta ocasión las festividades fueron sobrias, pero el año pasado fraguó la más amplia de las reformas constitucionales de que tengamos memoria en la vida de la Carta Política de Querétaro, misma que es a la fecha la carta magna más modificada de las vigentes con independencia de su edad. La Norteamericana es la más longeva, sin interrupción de vigencia desde el lejano 1791, casi 223 años de vida.

El pasado 5 de febrero se cumplió el 97 aniversario de la promulgación de la Constitución Mexicana vigente. Detrás de esa fecha -cómo cadáveres en el armario familiar- se ocultan “razones de Estado”, motivos de un encono infinito; en 1857, era de convulsiones republicanas, los bandos ideológicamente opuestos querían borrarse recíprocamente del mapa: liberales y conservadores empeñados en sepultar a su respectivo rival, incesante desgaste apurado un tanto por convicciones profundas y un mucho por fobia intestinal.

En abierta afrenta fue escogido el 5 de febrero para eclipsar la fiesta nacional religiosa que se celebraba desde 1824 en honor del beato mexicano Felipe de Jesús para colocar en ese su día la fiesta cívica de la Constitución de 1857. Naturalmente, en Roma hubo reacción y el Papa canonizó al mártir connacional en 1862, justo en el año de la intervención francesa y encima de ello vino el fiasco para los conservadores, Maximiliano -el intruso Emperador francés- traído a gobernar por la supuesta súplica Mejía y Miramón resultó ser masón y muy pronto reveló que sus convicciones iban muy de la mano de las que profesaba Juárez, por ejemplo, no retrocedió en lo que a la reforma laicista y para colmo, a pesar de haber motivos soberanos el furor patriota hizo que Juárez desoyendo a Víctor Hugo (el intelectual universal) rompiera la regla de oro de asesinar a otro masón, al ordenar el fusilamiento de Maximiliano en el Cerro de las Campanas y se dice que al son de Los Cangrejos (una pieza popular que ironizaba a los que por ser conservadores eran retrógradas como los crustáceos que literalmente caminan hacia atrás).

El 10 de febrero de 1821, Agustín de Iturbide abrazó a Vicente Guerrero en Acatempan camino a la firma del acta de independencia, que como fuera consiguió negociar con el último virrey Juan de Odonojú, y una de las medidas más decididas del primer emperador fue mandar borrar de los principales monumentos el escudo del reino de España, como podemos verlo en la Catedral de Zacatecas donde existe la huella de esa decisión patriótica habiendo quedado el espacio limpio y el otro lado justo el escudo Vaticano.

Antonio López de Santa Ana descompuso el arreglo que había dado paso al primer imperio y Agustín de Iturbide tuvo que abdicar en fuga; a su regreso fue fusilado el 19 de julio de 1824 en Tamaulipas; no obstante, su nombre fue colocado con letras de oro en el Congreso, aunque retirado por el asesor de Emiliano zapata Antonio Díaz Soto y Gama.

En 1838 (cuando ocurría la primera intervención francesa), sus restos fueron inhumados y colocados en una urna de cristal en la Capilla de San Felipe de Jesús de la Catedral Metropolitana.

Ramón López Velarde sintetizó la esencia ambivalente de la mexicanidad: “(…) católicos de Pedro del Ermitaño y jacobinos de la época terciaria se odian con buena fe” y con suspicaz desdén afirmaba: “no porto insignias de masón ni de Caballero de Colón” y, en la mismísima Suave Patria asentó: “un higo te dará frente al obús San Felipe de Jesús”.

El poeta murió en 1921 sin sospechar que por órdenes de Álvaro Obregón iba a ser bombardeado desde una avioneta del Ejército en 1923 el primer monumento a Cristo Rey colocado en el Cerro del Cubilete.

Luego vino represión cristera que planeó Plutarco Elías Calles de 1926 -1929 y en 1928, la infamante culpa a León Toral acusado de acribillar a Obregón, a propósito el de Obregón vino a ser el primer magnicidio sospechoso.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Retrocracia
Al tiempo
La Joya está lista para los XV años de Rubí y sus invitados
Mancera: vetaré nuevo impuesto; Ley de Vivienda de la CDMX
Sale el primer trailer de Spider-Man: Homecoming
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad