×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El Salón del Rock tiene nuevos inquilinos
AP
~
20 de Abril del 2015 00:13 hrs
×


Compartir



Liga Corta




AP / Ringo Starr era el único beatle que faltaba de ingresar, por su carrera como solista.
AP / Los miembros de la banda Green Day posan antes de la ceremonia.
CLEVELAND, EU.- Ringo Starr, quien marcó el ritmo de The Beatles, entró al Salón del Rock como artista solista en una ceremonia aderezada con actuaciones brillantes y momentos emotivos.

Starr es el último de sus compañeros de banda en obtener el reconocimiento por su carrera individual, tras Paul McCartney, John Lennon y George Harrison. Siempre fue el cuatro beatle, pero ahora quedó inmortalizado como solista.

Starr entró en el Salón junto a Green Day, el ícono del rock underground Lou Reed, Joan Jett & The Blackhearts, el cantautor soul Bill Withers, el guitarrista de blues Stevie Ray Vaughan y Double Trouble, The Paul Butterfield Blues Band y The “5” Royales, una promoción eléctrica, innovadora e inspiradora.

Con la ayuda de sus amigos
El beatle, de 74 años, fue presentado por McCartney, quien dijo que siempre podía contar con su excompañero en cada canción.

Starr aparentó estar 20 años más joven, salió al escenario y dijo: “Me llamo Ringo y toco la batería”, como si alguien no lo supiese.

Se le unió el guitarrista de The Eagles, Joe Walsh, para interpretar It don’t come easy antes de que, con McCartney al bajo, los dos únicos beatles vivos volviesen a tocar A little help from my friends.
La noche terminó con todas las estrellas improvisando, esta vez sobre I wanna be your man.

Idiota americano
Con actitud punk y mucha energía, Green Day arrasó en su entrada en el Salón del Rock, pues el trío californiano, que ayudó a popularizar el punk rock en las emisoras de radio en la década de 1990, convirtieron por un momento la ceremonia en unos de sus eléctricos conciertos gracias a una selección de algunos de sus éxitos más recordados.

Desde los primeros acordes de American idiot, Billie Joe Armstrong y Tre cool hicieron bailar a la multitud presente en el Public Hall de Cleveland en los pasillos.

Caminando por el lado salvaje
Lou Reed fue un compositor audaz y a la vez provocador, que superó los límites con baladas sobre temas prohibidos, como drogas, prostitución y suicidio. 

Aunque falleció en 2013, el músico influye aún a una generación de artistas inspirados por sus formas rebeldes.

Patti Smith recordó a Reed y dijo que estaba en Rockaway Beach cuando se enteró de su muerte. Se montó en el metro de vuelta a la ciudad de Nueva York. “Personas desconocidas se acercaron a mí y me abrazaron (...) Gracias Lou por la brutal y benevolente inyección de poesía en tu música”, dijo.