Thursday 08 de December de 2016
»Se enfrentan hermanos de Jalpa  

6 de septiembre de 1914, una fecha inolvidable

César González      13 Sep 2014 21:16:57

A- A A+

Compartir:
  • Valginiero M. Bonilla; Luis Caballero, Roque (sic) González Garza, el general Castro, José Isabel Robles y A.J. (sic) Villanza. (Foto del archivo Casasola).  (Cortesía) Valginiero M. Bonilla; Luis Caballero, Roque (sic) González Garza, el general Castro, José Isabel Robles y A.J. (sic) Villanza. (Foto del archivo Casasola). (Cortesía)
  • El 6 de septiembre de 1914, un grupo de jalpenses se enfrentó a los revolucionarios encabezados por su paisano, José Isabel Robles, para defender la plaza. (Foto: cortesía de Marco Antonio Viramontes).   (Cortesía) El 6 de septiembre de 1914, un grupo de jalpenses se enfrentó a los revolucionarios encabezados por su paisano, José Isabel Robles, para defender la plaza. (Foto: cortesía de Marco Antonio Viramontes). (Cortesía)
  • José Isabel Robles encabezó la brigada revolucionaria que tomó Jalpa. (Foto del archivo Casasola).  (Cortesía) José Isabel Robles encabezó la brigada revolucionaria que tomó Jalpa. (Foto del archivo Casasola). (Cortesía)
  • En la esquina de la calle Hidalgo y Colón existió un portal que fue quemado durante el combate.  (César González) En la esquina de la calle Hidalgo y Colón existió un portal que fue quemado durante el combate. (César González)
  • Lo que hoy ocupa la Plaza Aréchiga fue uno de los escenarios de la batalla. (César González) Lo que hoy ocupa la Plaza Aréchiga fue uno de los escenarios de la batalla. (César González)
  • El Templo de San Antonio en 1940, donde los rebeldes instalaron un cuartel. (Foto de Marco Antonio Viramontes).  (Cortesía) El Templo de San Antonio en 1940, donde los rebeldes instalaron un cuartel. (Foto de Marco Antonio Viramontes). (Cortesía)
Imagen de


Este 6 de septiembre, autoridades y habitantes de Jalpa conmemoraron la toma del poblado hace 100 años.
Las investigaciones al respecto han proporcionado pocos datos de lo que en verdad ocurrió en ese entonces.

Para informar a los habitantes de lo acaecido en 1914, se han tomado como base los textos La Toma de Jalpa, del historiador Elfego Romero, y La Revolución y sus secuelas en el sur de Zacatecas: Jalpa y la
Defensa Social, del profesor universitario Ricardo González. 

A estas aportaciones se han sumado las del cronista Héctor Pascual Gómez, quien consiguió los nombres de algunos de los miembros del grupo que defendió Jalpa.

Las preguntas que falta por responder convierte a este hecho histórico en una gran puerta abierta a la investigación.

Choque de ideales
Durante las primeras horas del 6 de septiembre de 1914, unos 14 mil revolucionarios llegaron a Jalpa y la amurallaron.

Estaban determinados a pelear contra los defensores, pues era una de las plazas del sur del estado que se resistía a ser tomada, ya que los habitantes pensaban que el nuevo orden de gobierno no sería lo mejor para ellos.

El grupo que intentó detener a los revolucionarios se llamó Defensa Social.

Se trataba de ciudadanos dispuestos a defender su pueblo y a sus familias ante la ya advertida llegada de los revolucionarios,  explicó el cronista Héctor Pascual Gómez.

Estaba integrado por comerciantes, herreros, cantineros y agricultores, encabezados por el entonces presidente municipal, Primitivo Rentería, y el párroco Juan Ibarra.

Mateo Zaldívar, Atanasio Rodríguez, Plutarco Márquez, Manuel Sánchez El Toro Jacales, Santiago Magallanes y los hermanos Félix fueron algunos defensores destacados.

Sin embargo, otro jalpense encabezaba el grupo opositor.

José Isabel Robles, ahijado del sacerdote Ibarra, a sus 23 años ya era un general brigadier, pero del ejército de la División del Norte, que logró lo que buscaba.

Al día siguiente, 7 de septiembre, la gente pudo darse cuenta de los reales destrozos causados en la batalla: había edificios incompletos, cuadras enteras dañadas y el portal en la esquina de la Calle Hidalgo y Colón  había sido quemado (hoy ya no existe).

Jalpa perdió su archivo municipal y se pudieron apenas conservar algunos documentos.

Algunas brigadas revolucionarias llegaron hasta el 10 de septiembre de 1914, por lo que no cabían en las calles del pequeño poblado.

Se establecieron en algunos cuarteles; uno fue instalado en el Templo del Señor de Jalpa, la parroquia.

La controversia
Las investigaciones del historiador Elfego Romero y el universitario Ricardo González se separan cuando abordan la reacción de José Isabel Robles.


Romero, oriundo de Jalpa, asegura que dialogó con su padrino, el sacerdote Ibarra, e intentó convencerlo de no frustrara la llegada del ejército de la División del Norte.

La finalidad era evitar una catástrofe a base de plomo en las calles y edificios de la ciudad.

Sin embargo, la respuesta que obtuvo fue negativa.

El alcalde Primitivo Rentería tampoco accedió.

“El general Robles no quería que su pueblo se destruyese y acudió con su padrino, el párroco Ibarra, (quien encabezaba a la Defensa Social) y trató de convencer a él y a Rentería de no enfrentar a los rebeldes”, cita el historiador en su ensayo La Toma de Jalpa.

“J. Isabel Robles intentaba convencer a la Defensa Social de desocupar la plaza, pues el resto de los municipios ya habían sido ocupados”, asegura.

El investigador universitario, Ricardo González, considera que al ser cabeza del grupo contrario, José Isabel Robles actuó como tal y embistió la ciudad sin intentar arreglos.

Cuestionado, número de participantes
Otro de los puntos en que González no coincide con Elfego Romero es respecto al número de participantes en la batalla.

En su trabajo,  La Revolución y sus secuelas en el sur de Zacatecas: Jalpa y la Defensa Social, explica que en aquella época el poblado no rebasaba los 3 mil habitantes, incluso sumando a los colonos de todas las rancherías.

Sustenta su argumento con el censo de 1921 del estado de Zacatecas, pues tenía poco más de 379 mil habitantes y el 50% se concentraba en municipios grandes como Fresnillo, Zacatecas y Jerez.

Por ello, considera que Jalpa tenía una defensa menor a los 300 integrantes.

Y ante este número, le parece ilógico que los revolucionarios gastaran pertrechos para 14 mil hombres. 
Destacable, la valentía

El cronista Héctor Pascual Gómez admitió la dificultad que representa hablar de  esta batalla ante la falta de archivos que avalen cada una de las acciones realizadas aquel 6 de septiembre de 1914.

Aunque existen pocas investigaciones al respecto, dijo que de manera concreta se puede destacar y hablar plenamente de una toma que fue muy breve y desigual, lo que benefició completamente a los revolucionarios y prácticamente destruyó la ciudad.

En Jalpa se rescata la participación de J. Isabel Robles en  la División del Norte y su desempeño como mando.

Sin emabrgo, también es importante el valor y la organización de los habitantes del pueblo que conformaron la Defensa Social, a sabiendas de su inferior papel ante ese ejército, destacó el cronista municipal.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Pitbull ataca a 3 niños en Coahuila; arranca piel del brazo de uno
Araña gigante devora un reptil
Rubí desaira invitación para ser actriz; ella quiere cantar
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Trump tendrá domicilios de dreamers, temen redadas de 'terror'
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Diputados aprueban pena de hasta cinco años por peleas de perros
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.57
Venta 22.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad