×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Enredos
Enredos
Alejandro Mora
~
30 de Mayo del 2015 23:29 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Santos inspiró más de un meme por su juego.
Archivo / Chuletita y sus goles dieron de qué hablar en las redes.
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Archivo /
Salud, habitantes
Fin de semana futbolero y, bendito sea Dios, de cierre de campañas. Pero como buenos mexicanos, primero lo primero, y el que manda es el deporte de la patada.

Los Gallos del Querétaro salieron desplumados de la cancha de Santos. Nada más cinco les metieron y ellos ni un picotazo amedrentador al Santos, que ya se siente con la corona puesta. Y eso que apenas fue el de ida.

Pero en el futbol, y más en el mexicano, no está nada escrito. Y si no me cree, pregúntele a Chivas, por ejemplo, que se burló a morir de las Águilas cuando las eliminaron, pero que lloró como Magdalena cuando el Santos lo sentó en su realidad y le recordó que tiene que seguir peleando por no descender.

Pero vamos a lo que ti truje Chencha, que si hubo una palabra que se puso de moda en redes sociales fue chuletita.

Memes de América y Cruz Azul llorando por no haberlo apreciado o enfundado en la playera del Real Madrid, el Chuletita ha dado la nota y ahora se cotiza como si fuera un Ronaldo, claro, región 4.

A ver cuánto le dura el gusto y a ver si el Santos no se confía y se corona en cancha ajena. Solo hay que recordar que en la temporada regular, Gallos le metió también cinco en su cancha, así que esperemos esto se ponga bueno. Mientras, les dejo unos memes.

De salida
Me enteré de la muerte del buen Jaime Almeida, alguien a quien más allá de verlo como reportero, representó para varias generaciones el abrir los ojos al rock.

Jaime supo inculcarnos su amor por este género, que defendió aún en sus últimos trabajos cuando estuvo con el insoportable Carlos Marín, de quien espero, no acuda a su funeral con ese aire de prepotencia que le caracteriza últimamente. Descansa, Jaime, ya estarás con Lennon, Harrison y tantos más, palomeando como solías hacerlo. ¡Abur!