×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Biblioteca
Las enseñanzas de don Juan
Alejandro Castañeda
~
03 de Junio del 2015 21:58 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo /
El reto más difícil para un científico social es adentrarse en su objeto de estudio y lograr desprenderse de él por completo para realizar su análisis y mostrar los resultados. Esto quedó de manifiesto en Las enseñanzas de don Juan, del antropólogo Carlos Castaneda.

En este libro, el autor se adentra en el mundo de un chamán de la tribu Yaqui para aprender sus secretos de brujo y hacer un estudio antropológico. 

El testo se publicó por primera vez en 1968; desde entonces, el estudio ha recibido críticas a favor y en contra, de las cuales algunas lo han colocado como parte de la ficción literaria.

Octavio Paz, quien realizó el prólogo para su primera edición en español, en 1974, afirma que la ficción literaria es ya un documento etnográfico y posee un indudable valor literario.

La obra fue el resultado de un estudio que el antropólogo realizó con Juan Matus en los estados de Arizona, en Estados Unidos, y Sonora, en México, donde además formó parte de una preparación llena de enseñanzas rituales de la hechicería yaqui y experimentación con plantas alucinógenas, como el peyote, hongos y datura o toloache.

Durante cinco años, Carlos Castaneda fue un aprendiz de brujo, recibió la orientación para hacer rituales chamánicos para obtener resultados específicos, como la adivinación o curación de enfermedades.

De igual forma, experimentó estados que él denominó de realidad no ordinaria, donde la alucinación y la sugestión que realizaba don Juan, momentos previos, hacía que cada planta tuviera un aliado, un personaje ficticio que ayudaba al aprendiz a convertirse en un hombre de conocimiento.

Todas las vivencias logró plasmarlas en las páginas del libro que se convierte en un testimonio de los antiguos rituales triviales que en nuestros días son muy escasos, por lo que es también una referencia etnográfica y literaria.