×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Referencias
Tomar partidos
Ricardo Gómez Moreno
~
28 de Julio del 2015 23:24 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Es costumbre que al aproximarse las elecciones para gobernador, presidencias municipales y diputaciones locales, los “destapes” de aspirantes se anticipen bastante, como ahora ocurre. Hoy lo novedoso es la abundancia de presuntos.

Basta con ver a los priístas que han expresado sus deseos de competir “por el máximo cargo público a que puede aspirar un buen zacatecano”, como dicen.

En los demás partidos, los suspirantes no faltan, aunque se ocultan más. No obstante, hacen labores proselitistas, de modo que no se necesita ser perspicaz para saber quiénes andan tras las candidaturas.

De modo que la gente común ya comienza a salpicar las tertulias con ese siempre incierto y a veces apasionante asunto.

Como en las pasadas elecciones federales, con frecuencia se escucha decir que “no hay ni a quien irle”, “hay qué esperar a ver qué dicen” o ver cómo “levantan”. Eso indica que quien así piensa es un sujeto pasivo. Y no hablo de los potenciales abstencionistas ni de los anulistas.

Aquí es donde surge una pregunta. Si los electores no están conformes con quienes ya se mostraron como aspirantes, ¿por qué no proponen? ¿o por qué no se postulan ellos mismos si se consideran capaces de asumir algún cargo de elección?

La gente, con mucha razón, suele culpar a los partidos de todo lo malo que sucede en el país, pero aparte de renegar entre sus grupos o familias, nada hace para cambiar la situación y finalmente se abstiene, anula su voto o sufraga por quien le haya hecho más obsequios o le parezca más popular.

Es decir, vota por quienes imponen los partidos.

Los electores deben estar conscientes de que si los candidatos no le satisfacen, deben proponer otros. ¿Cómo? Sumándose a los institutos políticos; actuando desde ellos; comprometiéndose, primero consigo mismo, luego con sus colores, y finalmente con el país.

Hace falta que los mexicanos tomen partido.