×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



'No pudieron ganarnos', recuerda Antonio Carlos Santos
Excélsior
~
01 de Diciembre del 2015 13:04 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / El exfutbolista del América asegura que Pumas fue campéon, pero nunca pudo vencer al América en la 90-91.
MÉXICO, DF.- Ya estaba la rivalidad encarnizada de Pumas y América. Antonio Carlos Santos llegó a las Águilas y le platicaron que en 1985, tras un tercer partido en Querétaro, se habían destapado todos los demonios de parte de los Pumas.

“Llegué en la temporada 1987-88 y les ganamos una final. En temporada regular les metimos cuatro goles y en la final también. Culpan a Adolfo Ríos, pero ese día el campo estaba muy resbaloso y cuando te meten cuatro ¿cómo puedes culpar solamente a un jugador?”

Pero de lo que habla sin ambages Antonio Carlos Santos es de la final de la temporada 1990-91, la que significó el descanso en el alma para los universitarios. “Pero nunca la ganaron... empataron”.

América era el bicampeón del futbol mexicano “e ibamos por el tri, así que eramos un equipo constituido y arrollador. Nos frenaron en aquel partido de la final, pero con el reglamento porque Emilio Maurer, que era el presidente de la Femexfut, hizo todos los movimientos para que no saliéramos campeones. Mandaron a poner muy cerca de la final la modificación al reglamento de que el gol de visitante valía y Pumas al cerrar en casa, sacó provecho de eso”.

Susceptible aún al recuerdo, Toño Santos reconoce que fue un duelo de vida o muerte el vívido en la final de la 90-91 en el campo de Ciudad Universitaria.

“Nos fundieron con eso de jugar al mediodía, eso terminó por doblegarnos, pero en el partido fue un trámite muy duro. Me acuerdo del tiro de Ricardo Ferretti y de mi compadre Adrían Chávez a quien aún chingo porque se le fue el tiro. Casi me arranca la cabeza el disparo, pero pasó el balón en su poste. Y siempre recuerdo la última jugada de Alejandro Domínguez cuando se barre y le cae la pelota a Campos.

"El vestidor de nosotros estuvo muy triste, porque no nos ganaron esa vez. México es el único país en el mundo y en la historia, que coronó a equipos que empataron la final”.

Luego quedan esos recuerdos casi de nota roja en la cabeza de Antonio Carlos Santos. “Ciudad Universitaria es una de las canchas más complicadas en las que jugué, por todo: el calor, la cancha, el rival y la gente. Fue muy triste ver que aún cuando les dieron la copa, nos aventaron rocas cuando regresabamos al vestidor”.

El brasileño no demerita el título de Pumas, pero le coloca un asterisco por la reglamentación que se instauró en 1990 y se tuvo que modificar cinco años después por injusta.

“No quiero decir que lo ganaron por reglamento, pero no es lógico que se llevaran un campeonato con un empate. Pumas hizo una gran campaña, tenía muy buenos jugadores y se lo merecieron, pero quizá de otra forma hubiera sido mejor”.

Esa temporada fue el final de una etapa dorada del América, que tardó 12 años en recuperar la hegemonía con un título.