×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El lunes no es tan malo
Excélsior
~
06 de Diciembre del 2015 20:09 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La actitud es pieza esencial para enfrentar cada día.
Según The British Medical Journal, el lunes es el día de la semana con más infartos a causa del estrés.

Es difícil iniciar la semana luego de que los días anteriores lo pasamos descansados y tranquilos. Tenemos razones reales para odiar los lunes.

Pero el lunes no es el peor día para todos. A continuación, presentamos algunas razones que cambiarán la visión que tienes sobre el lunes.

Todos los días son malos

Según un estudio publicado por la Journal of Positive Psychology, el viernes es el único día que no es tan odiado, pues es el inicio del fin de semana. En general, los otros cuatro días son despreciados por igual.

Es el mejor día para el cuidado de la salud

Ponemos el inicio de la semana como el comienzo de actividades positivas, sobre todo cuando se trata de cuidarnos. 

Por ejemplo, es cuando decidimos ponernos a dieta, ir al gimnasio o dejar de fumar. Según un estudio publicado por el American Journal of Preventive Medicine reveló que las búsquedas de Google sobre temas de salud aumentan lunes y martes.

Es mejor buscar trabajo

Un informe de Bright.com señala que el lunes tenemos 30% más posibilidades de pasar los primeros filtros en el proceso de selección de personal. Y es que, al inicio de la semana, es más probable que las personas de recursos humanos agenden entrevistas para los días que siguen.

Hay más productividad

Un estudio realizado por Microsoft Office indica que el momento más productivo de la semana es el lunes, y en específico, a las 10:01 de la mañana. Por otro lado, el nivel más bajo de concentración es el martes a las 4 de la tarde.

Es más relajado para ellas

Las mujeres visualizan al lunes como el día ideal para relajarse y dedicarse tiempo, mientras que el miércoles es el día más pesado, pues es cuando hay más trabajo por hacer, y además, se acumula una gran cantidad de pendientes. 

Un estudio de la firma Montagne Jeunesse indica que siete de cada 10 mujeres admiten este hecho.