×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



No se le ocultarán al Papa los problemas de México: Roque Villanueva
Excélsior
~
03 de Febrero del 2016 10:32 hrs
×


Compartir



Liga Corta




MÉXICO, DF.- Humberto Roque Villanueva, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, aseguró que no se le ocultaran al Papa Francisco los problemas que azotan a México.

“Al Papa no se le puede insinuar ni cambiar criterios. Cualquier señalamiento que él haga será bien recibido en los términos que es un aliciente para superar cualquier política pública”.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, dijo que más que preocupación por los temas y mensajes que dará, hay expectación, y destacó que seguramente también habrá señalamientos dirigidos a la Iglesia.

Especificó que los temas “espinosos” como desapariciones, migración, pobreza, sí estarán en la agenda del Papa, debido que los lugares que él mismo eligió visitar son de mayor incidencia.

“Seguramente los escogió pensando en el tipo de mensajes que quiere enviar. Quién puede suponer que no va a haber una profunda reflexión del tema de los indígenas cuando vaya a San Cristóbal de las Casas.

Será un mensaje que debe ser bien recibido por la clase política y por el gobierno (…) Pareciera que eligió la frontera norte (Ciudad Juárez) para poder señalar los dos casos (centroamericanos y mexicanos)… Seguramente habrá referencia al tema de la pobreza y desapariciones”, advirtió.

Sobre si el Papa recibiría a comisiones especiales, como la de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, Roque Villanueva dijo que el sumo pontífice seguramente se va a referir a estos casos en forma general, sin particularizar algún caso.

“Se pensó que ellos habían hecho una gestión para que los recibiera de forma privada pero seguramente esto no va a ocurrir. Lo que sí va a ocurrir es que ellos asistan a algunos eventos de carácter litúrgico”.

Adelantó que hasta ahora todo se ve ya conforme a lo programado, dijo que ha habido muy buena coordinación entre la Conferencia del Episcopado Mexicano y el Estado Mayor Presidencial y la Segob, para que los temas que pudiera haber en torno a la seguridad, organización y logística estén adecuadamente tratados.