Wednesday 07 de December de 2016

A-H1N1 nada nuevo, nada oculto

Antonio Sánchez González      30 Jan 2014 20:00:06

A- A A+

Compartir:
La historia atribuye 2 millones de muertos a la Revolución Mexicana. Una cifra que genera discusiones porque cuando menos 300 mil de ellas fueron vidas que tomó una pandemia mal llamada gripe española, que tuvo apogeo y generó terror en México entre octubre y diciembre de 1918. Los médicos todavía escuchamos historias clínicas de algunos viejos que describen cómo quedaron huérfanos en el año de la gripa; hoy puede afirmarse con rigor científico que esa epidemia fue causada por el virus de la influenza A-H1N1.

La influenza no llegó a América en 1918. Márquez-Morfín describe en su trabajo “Otoño de 1918: repercusiones de la pandemia de gripe en México”, los detalles de brotes de la misma enfermedad dados en nuestro país, el primero tan lejos como 1493; y es información pública de la Secretaría de Salud mexicana y de la OMS, los datos referentes a múltiples epidemias de influenza, siete muy grandes en los inviernos septentrionales entre 1890 y 2009. No hay novedades.

Se trata de una enfermedad que produce molestias catarrales, pero con algunas particularidades: los síntomas son intensos y prolongados; es muy contagiosa, así que es fácil adquirirla si uno inhala partículas de moco de un enfermo; es cambiante, porque si bien el germen se llama virus de la influenza, algunas de sus características patógenas cambian anualmente, de ahí las A, B, H y N; y puede causar complicaciones potencialmente fatales, como neumonías graves y falla circulatoria en personas susceptibles.

De lo anterior se deduce que no hay que juntarse con gente que tose y que quien lo haga debe taparse la boca, lavarse las manos y quedarse en casa durante lo que dure la fiebre, por respeto a la salud de los demás; conviene vacunarse anualmente, porque si el germen cambia, la vacuna del año pasado no sirve el siguiente y quien se reconozca en un grupo de riesgo, como los obesos, diabéticos, mayores de 65 años, embarazadas y quienes padecen asma o enfermedades pulmonares asociadas al tabaco, con mayor razón debe vacunarse y evitar aglomeraciones. Como está causada por un bicho raro, ni hablar de automedicación, porque la influenza no se quita con una inyección de penicilina.

Los médicos sabemos que hay más enfermos y muertes por influenza que las escandalosamente reportadas en las páginas periodísticas. No se ocultan, sino que la naturaleza de la enfermedad, cuyos síntomas pueden ser como los de una gripe que en la gran mayoría de las personas se autolimita, y la mexicana costumbre de automedicarse, no permite de forma práctica llevar una cuenta. Baste saber que los admirables Centers for Disease Control estadounidenses tampoco enumeran los casos: estiman un índice a partir de ecuaciones epidemiológicas.

A las instituciones de salud gubernamentales les obliga vigilar, informar exhaustivamente la presencia de la enfermedad y tener vacunas disponibles. No es su trabajo tener enfermeras persiguiendo adultos con una jeringa en la mano, como sucede con los niños de primaria. Esto es 2014; enfermar de algo prevenible no tiene perdón de Dios.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
América ya se encuentra en Japón
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad