Tuesday 06 de December de 2016

A Zacatecas por menos de 3 pesos

Javier Torres Valdez      6 Jan 2014 22:00:05

A- A A+

Compartir:
Cuántas dificultades se encuentran cuando se trata de comparar el estilo de vida de los jerezanos de hace cincuenta años y las generaciones actuales; cuántos cambios han surgido en todos los ámbitos, cuÁntas dificultades se han superado para llegar a donde estamos, basta voltear en cualquier dirección para que retrospectivamente enfoquemos las transformaciones surgidas al paso de los años.

Cuando hace unas pocas semanas fue inaugurada la Central de Autobuses de nuestra ciudad, a mi mente acudieron mis primeros viajes a la ciudad de Zacatecas, acompañando a mis padres que se dirigían a la ciudad de Aguascalientes a comprar mercancía para su negocio.

Tuvimos que levantarnos a las 5 de la mañana para tomar el camión llamado El Madrugador, porque era el primero que salía a la ciudad de Zacatecas, luego de una larga travesía de 3 horas en un camino de tierra, llegamos a la ciudad capital, afortunadamente el paradero de la línea Flecha Roja, se encontraba en la Plazuela de Zamora y de hecho ocupaban la misma taquilla de los camiones de Jerez, luego de otras cuatro horas arribamos a la ciudad hidrocálida, donde luego de hacer las compras referidas hicimos la ruta de regreso con el mismo calvario.

El Madrugador, El Mixto, y El Pulman, eran los camiones que hacían la ruta dos y tres veces al día, la terminal estaba en el lado norte del jardín donde hoy se encuentra una cantina, los camiones mencionados eran propiedad de don Isidro de Santiago y de don Pedro Bernal, el costo del boleto a la ciudad de Zacatecas era de dos pesos con cincuenta centavos y llegó a darse el caso de que el chofer iba a domicilio a recoger a los pasajeros, que por aquellos años eran muy escasos.

Al frente de los camiones, se encontraba un sitio de automóviles de alquiler, mismo que contaba con tres unidades, recordamos a dos propietarios de tales unidades el señor Severo Alamillo y Natividad Torres, quien años más tarde fungió como secretario municipal.

Eran los tiempos en que los presidentes municipales de Jerez, lo eran solo de nombre, pues quien dirigía la orquesta era una persona, a quien señalaban como cacique y tanto el presidente como los regidores eran dirigidos por el secretario de Gobierno, quien decía lo que estaba bien o mal, pues por lo general era el único que sabía escribir en máquina y a veces ese detalle era determinante para obtener el puesto.

Hubo algunos alcaldes de aquellos ayeres, que mal sabían poner su nombre.

El primer vehículo para el servicio de limpia fue un Chevrolet rojo, adquirido por el mandatario municipal de ese entonces, Toribio Peralta Gámez, mismo que hacía un pequeño recorrido por las principales calles, pero iniciando siempre en las esquinas del jardín, que era donde la gente depositaba todas sus basuras.

Anteriormente a la compra de este camión, la basura se recogía en carretones tirados por sendas mulas, había tres de ellos, pero sus escasas dimensiones los hacían tener que realizar dos o tres recorridos al día.
Los tiraderos de basura estaban a escasa distancia del pueblo y era generalmente el cauce de los arroyos donde iban a parar todos los desperdicios que producían casas y comercios.

Por alguna extraña circunstancia, los jerezanos de hace cinco décadas, consumían agua del Río Grande, que era vendida en botes de los llamados de “cuatro hojas”, claro que entonces no había purificadoras de agua que nos la vendieran en garrafón, los botes eran transportados en burros y el vendedor era una persona que no conocí de nombre, pero su figura quedó en la memoria, cuando caminaba tras sus animales con su “pechera” de cuero y su “chirrión” en la diestra.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.12
Venta 22.62

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad