Monday 05 de December de 2016

Abril 30 de 1914

Marco Antonio Flores Zavala      30 Apr 2014 00:00:07

A- A A+

Compartir:
Impresión con las cartas transcritas del general Natera a Medina Barrón. El documento forma parte del archivo familiar de los Natera. (Cortesía)
Impresión con las cartas transcritas del general Natera a Medina Barrón. El documento forma parte del archivo familiar de los Natera. (Cortesía)
Pánfilo Natera suscribió dos cartas el 30 de abril de 1914. Lo hizo en la ciudad de Sombrerete. Los textos estaban destinados para el general Luis Medina Barrón, gobernador reconocido por políticos e instituciones asentadas en la vetusta ciudad de Zacatecas.

El lenguaje de las cartas no es cortés; pero tampoco es violento. Son mensajes entre actores políticos.
Una epístola es breve. Es la oficial. Natera expresó, en hoja membretada con la distinción de “Estados Unidos Mexicanos. Gobierno provisional del estado de Zacatecas. Sección 5ª. Número 156”:

“En debida contestación al oficio de usted fechado el día 23 de los corrientes, este gobierno tiene a bien manifestarle: que no siendo de su competencia resolver el asunto de que trata, puede usted dirigirse al C. Venustiano Carranza, primer jefe del ejército constitucionalista”.

Signó el texto como “gobernador provisional, jefe de la División del Centro, general de brigada”.

Por ser un documento oficial, el papel también lo firmó Antonio Acuña Navarro. Lo hizo como secretario del gobierno constitucionalista.

La segunda carta es extensa. La asentaron en más de un folio membretado con la leyenda “Correspondencia particular del gobernador provisional del estado de Zacatecas”.

Natera reconoce el título de general y le da tratamiento de señor a Medina Barrón. El constitucionalista responde a la invitación de abatir sus armas y grupos, para unirse al gobierno y hacer un frente al ataque norteamericano al territorio mexicano.

La respuesta del constitucionalista fue por la negativa.
Natera expresó: “Señor general Medina Barrón, usted ha equivocado enteramente los papeles: ustedes los hijos desleales a la patria, convencidos como lo están, de que su nefasto reinado ya se desmorona y está a punto de hundirse en los antros del desprecio y la maldición de sus propias generaciones, todavía luchen inútilmente por sostener su desmedida soberbia, asumiendo el carácter ridículo de bondadosos protectores. Todavía se atreven a ultrajar más a la nación, aparentando estar muy celosos de su soberanía y ofreciendo con largueza lo que no les corresponde otorgar.”

Más adelante asienta: “Tenemos a grande honra pertenecer al glorioso ejército constitucionalista y formar parte de esa pléyade de abnegados patriotas, que luchan por salvar las instituciones que rigen a la nación mexicana y que ustedes han atropellado y escarnecido”.

La carta fue una acción política en el contexto de la guerra civil de 1914.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
Partidos gastaron en zumba y menudo
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Antipática
El PED me llena de felicidad: Brandon Díaz
Algo más de PLANEA 2016
Los colonizadores también lloran
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.61
Venta 21.11
€uro
Compra 22.08
Venta 22.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad