Sunday 04 de December de 2016

Alfonso Hernández, un destacado revolucionario

Redacción      15 Nov 2014 21:23:49

A- A A+

Compartir:
El genera nació en mayo de 1894; participó en varias batalas, como la toma de Torreón y Zacatecas. (Archivo de la Crónica Municipal) (Cortesía)
El genera nació en mayo de 1894; participó en varias batalas, como la toma de Torreón y Zacatecas. (Archivo de la Crónica Municipal) (Cortesía)
Nieves ha sido cuna de hombres valientes, capaces y de un gran corazón para defender los derechos de su pueblo, su estado o de su país.

Tal es el caso del general de división Diplomado de Estado Mayor (DEM), Alfonso Hernández Torres, que nació en la cabecera del hoy municipio General Francisco R. Murguía, el 12 de mayo de 1894.

Sus padres fueron José Dolores Hernández y Teodora Torres Arellano.

Este gran personaje contrajo matrimonio con María Teresa González, con quien tuvo cinco hijos: Alfonso, Humberto, María Teresa, Iván y Enrique.

El general Hernández Torres inició su carrera miliar el 25 de diciembre de 1912, al darse de alta en Chihuahua en el regimiento de Lucio Blanco.

Participó en la toma de Torreón, en la Batalla de Zacatecas y en la de Orendain.

También residió en el estado de Sonora y tras la Convención de Aguascalientes se quedó en la brigada del general Vidal Silva, de la División del Noroeste.

En esa agrupación fue nombrado mayor y jefe del Estado Mayor Vidal Silva.

En Michoacán luchó en varios combates y obtuvo reconocimiento como jefe del Sexto Regimiento de Caballería.

Después militó al mando de varios jefes, como Pascual Rubio Ortiz, Manuel M. Diéguez, Enrique Estrada, José Rentería Luciano y Bruno Neira.

Al general también le tocó encarar al movimiento cristero en Irapuato, Guanajuato.

Ante una ardiente actitud de los cristeros, formó a su tropa y una vez que los tuvo rodeados, dejó su fusil y su pistola, hizo una bandera blanca y fue a platicar con el jefe del grupo.

De esta forma logró convencerlos para que disolvieran el movimiento armado sin disparar un solo tiro, acción que le valió la condecoración Cruz de Guerra.

Afortunada visita
El 2 de marzo de 2007, la familia del general Alfonso Hernández Torres, hijos, nietos y bisnietos, asistieron a la comunidad de La Estanzuela, en el municipio Francisco R. Murguía, para develar un busto en su honor, ya que la primaria es una de las escuelas que lleva su nombre.

En esta visita compartieron datos del general, acerca de su vida y trayectoria.

Reafirmaron que fue un hombre de gran personalidad y que su vida tuvo muchas facetas, porque participó en la milicia, en el deporte, en la música, en la política y en la educación.


Gustaba de la lectura de todo tipo y tenía una biblioteca muy completa.

Era un militar salido de la Revolución, pero como quería hacer la carrera, pidió permiso a la Secretaría de la Defensa Nacional para ingresar al Colegio Militar y llevar a cabo sus estudios.

Cuando se graduó, lo ascendieron a coronel y posteriormente a general de división Diplomado de Estado Mayor (DEM).

Multifacético
Hernández Torres también fue un gran deportista y participó en la preolimpiada de tiro al blanco en 1932, competencia en la que ganó medalla de bronce en Los Ángeles, California.

Se hizo acreedor al primer lugar en una competencia de equitación, con la especialidad de obstáculos. 

De forma autodidacta aprendió a tocar el violín y llegó a ofrecer varios conciertos en Torreón, Coahuila.

Su instrumento está en manos de su hijo Humberto. 

Respecto a su carrera política, llegó a ser diputado federal por el Distrito 4 de Zacatecas, en la 40 Legislatura, que incluía 11 municipios y su cabecera era el entonces municipio de Nieves.

En ese distrito gestionó recursos para varias obras, como la pavimentación del ramal del entronque a Nieves, la construcción del Centro de Salud y de escuelas rurales, además para que el municipio tuviera electricidad.

Alfonso Hernández Torres murió en la ciudad de México el 14 de julio de 1973.

Fue despedido con honores militares y música de la Banda de Guerra federal.

Sus restos descansan en el Panteón de Dolores, donde fue enterrado con la bandera de México en su féretro y su espada.

La vida de este hombre es ejemplo de astucia, bondad y servicio, por ello decía: “Cuando se trata de hacer un beneficio, no importa quién lo haga, lo importante es que se haga”.

(Raquel Vital Barbosa, ​Cronista de General Francisco R. Murguía)




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Mi delito... cegarme de coraje
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad