Tuesday 06 de December de 2016

Austeridad sana, justa y necesaria 

Juan Carlos Ramos León      6 Apr 2014 21:00:05

A- A A+

Compartir:
Ayer por la mañana me rebasó por la derecha, en un vehículo oficial, un tipo malacariento que creía que su tiempo valía más que el mío o que, para acabar pronto, parecía tener más prisa que yo. Luego, por la tarde, en otro vehículo oficial, otro tipo me venía aventando el carro encima obligándome a apartarme del camino para dejarlo pasar.

Los que me conocen saben que no soy de los que manejo despacio; más de alguno me ha hecho ver lo cafre que soy. Pues hoy me topé dos veces con la horma de mi zapato.

En ambos casos se trataba de vehículos de lujo y tengo también claro que quienes los manejaban eran choferes de algún funcionario público importante; de hecho me pareció haber visto a uno de ellos sentado en el asiento del copiloto, pero en fin.

También debo decir que en ambos vehículos se transportaba a una o dos personas a lo sumo (incluido el conductor).

Ahora bien, regularmente este tipo de vehículos suelen operar con motores de ocho cilindros; esto significa elevados consumos de combustible comparativamente con otros que proporcionan exactamente el mismo servicio.

Creo que es claro hacia dónde voy, ¿no? Vehículo de lujo, con capacidad para siete u ocho pasajeros, con chofer, gasolina a placer, para transportar a un funcionario. ¿Será justo?

Hace poco más de cinco años, en medio de aquella pesadilla de la crisis económica mundial originada por la catástrofe hipotecaria en los Estados Unidos, dos de las grandes automotrices mundiales, Chrysler y General Motors solicitaron la intervención del gobierno para subsistir declarándose en bancarrota.

Los CEOs de ambas compañías comparecieron ante el congreso de los Estados Unidos para justificar la petición de recursos públicos para operar su rescate financiero; el detalle curioso es que acudieron a su cita en Washington volando en aviones privados, situación que fue duramente criticada por los congresistas.

¿No resulta lógico pensar que es un descaro viajar en avión privado a pedirle prestado dinero de los contribuyentes al gobierno para salvar de la insolvencia a una empresa privada? ¿Podría parecer justo que nos tengan que subir los impuestos porque al gobierno no le alcanza el dinero cuando esto sucede debido a la ineficiente administración e irracional uso del mismo?

Las distintas dependencias de gobierno deben de contar con las herramientas de trabajo necesarias para el cumplimiento de sus objetivos y funciones; hay ciertos funcionarios que, debido a su actividad, requieren determinadas condiciones especiales para su seguridad, por ejemplo, pero de ahí al derroche hay una brecha muy amplia y creo que para quienes tienen en sus manos la administración de los recursos públicos se abre una gran área de oportunidad en esta materia, empezando por adquirir un poco más de sensibilidad al respecto y tomando conciencia de que aplicar determinadas medidas de austeridad en el desempeño de sus actividades es sano, justo y muy necesario.


Ciudadano de a pie
soyciudadanodeapie@gmail.com




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
Ciudadanos 
México ‘debería seguir el ejemplo de Trump, potenciar a la nación’: El Bronco
Fallece a los 82 años el actor original de El Avispón Verde
México, por debajo del promedio mundial en educación: PISA
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.92
Venta 22.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad