Thursday 23 de March de 2017

El camino del éxito

Huberto Meléndez Martínez      20 Jan 2014 21:00:05

A- A A+

Compartir:
Dedicado a los estudiantes y personas perseverantes en la consecución de sus metas.

Con seguridad todas las personas transitan por la vida pensando en conseguir logros importantes en sus diversas actividades. El trabajador, necesariamente anhela realizar un buen desempeño, pero el ambiente laboral puede ser adverso y la influencia o relación con sus compañeros, las demandas laborales, la exigencia de sus jefes inmediatos y hasta la falta de conocimiento sobre la importancia de su oficio, conforma una actitud dominado por la inercia de lo que hace la mayoría.

El profesionista debería pensar siempre en la forma de ser más eficiente en su ejercicio, desde la planeación, la sistematización de las acciones, el desarrollo y la revisión del proceso, hasta la valoración de los productos.

Las amas de casa y los tutores están envueltas en una vorágine cotidiana que, inevitablemente, concentra su atención de la parte elemental de sus acciones, las que tienen que ver con proporcionar los elementos básicos de atención a la familia, en el rubro de la alimentación, la limpieza, la organización del hogar y la atención a la formación de valores humanos, que permita a sus hijos un blindaje en su personalidad, para soportar la influencia no positiva de su convivencia con la sociedad.

Los jóvenes que dejaron sus estudios y se incorporan a la actividad laboral van encontrando las razones de la importancia de haber proseguido su preparación, pero las distintas necesidades individuales y familiares los atrapan en la acción de la subsistencia y cuando logran entender la trascendencia de la formación educativa se les dificulta volver a la escuela, La existencia de instituciones creadas para cursar una carrera o aprender un oficio, es una añoranza distante. Ante las adversidades no consideradas, siguen pensando positivamente y hacen lo posible por ser personas de éxito en su ámbito de participación.

Quienes estudian, ocupan una buena parte de su tiempo en atender los diversos bretes que su actividad les presenta. Muchas razones distraen su atención de lo substancial, referente a ocuparse por mejorar la calidad de su cometido. Tal vez les desmotive el que los buenos resultados tardan en aparecer. Pocas personas consiguen ser eficientes en corto tiempo. Usualmente se necesita una gran paciencia, un gran esfuerzo. Insistir una y otra vez en la pretensión. Si se fracasa, volver a intentarlo. Los contratiempos son frecuentes, más frecuentes de lo que usualmente se espera, por ello es imperativo porfiar en cada ocasión.

En todos los casos anteriores se ocupa, esencialmente una actitud positiva, permanente y consciente, para conseguir la eficiencia en lo que se realiza.

La semana pasada se premió a los 16 estudiantes que obtuvieron los más altos puntajes en un concurso de matemáticas, pero más de 90 quedaron con pensamientos desencontrados porque los resultados no les favorecieron. Quien esto escribe les dijo que el haber participado y haber llegado hasta esa fase, comprueba que se encuentran en el camino de éxito. Que es necesario seguir participando, participar ávidamente, continuar dedicando tiempo y atención a mejorar en sus estudios. La tenacidad, la práctica, el tesón, la reflexión y la perseverancia, son componentes indispensables para conseguir el éxito deseado.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad