Saturday 21 de January de 2017

Autogole$ y Punto Final 

Pablo Torres Corpus      10 Jun 2014 21:40:19

A- A A+

Compartir:
Un promedio de encuestas del último mes indican que 46% de los brasileños está en contra de que su gobierno gaste 13 mil 600 millones de dólares en crear y mejorar infraestructura y servicios para la copa de la FIFA que dura un mes.

El economista Dario Perkins ha reforzado el descontento asegurando que los mercados financieros también sufren con el Mundial; argumenta que desde 1986 cada que hay un Mundial hay crisis financiera, enlista el crack del 1986, la recesión de 1990; la crisis del mercado de bonos en 1994; el colapso asiático de 1998; la quiebra de las empresas .com en 2002; el quiebre inmobiliario de 2006 y la crisis del euro en 2010.

Aunque el estudio está mal hecho y no evidencia ninguna relación directa entre los mundiales de futbol y las crisis de los mercados de valores, ha acaparado la atención de los antimundial que lo presentan como un argumento de peso para oponerse al torneo futbolero.

Sin embargo, pocos analizan que los problemas económicos de los mundiales no se dan el año en que se celebran ni en mercados de valores; los verdaderos problemas económicos derivados de celebrar un Mundial de futbol ocurren en el país anfitrión y uno o dos años después de concluida la copa de la FIFA.

Organizar un Mundial siempre ha requerido inversión, pero conforme se ha modernizado cada vez son más los servicios e infraestructura que los anfitriones deben ofrecer, ya que durante el evento las sedes deben funcionar y lucir como un país de primer mundo independientemente de cómo viva antes y después de la celebración.

La situación se agrava cuando la sede es un país de tercer mundo, porque la mayor inversión la hace el gobierno en espacios y servicios que poco son utilizados al concluir la festividad.

Al celebrarse algún evento de esta magnitud todo se encarece en las sedes por la enorme afluencia de turismo y flujo de dinero; sin embargo, al concluir, el turismo masivo y el dinero a ríos se van y los altos precios (inflación) se quedan, tardando años en volver a su nivel real.

Sin excepción, todos los países sedes del Mundial de 1966 a la fecha han padecido endeudamientos, inflación y en algunos casos crisis severas en los dos años posteriores a la celebración.

Lo paradójico es que estos problemas se financian con dinero del anfitrión y Brasil no será la excepción.

Punto Final
Guillermo Sheridan recibirá el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde. Por mucho, Sheridan es el mejor biógrafo del poeta jerezano. Felicidades.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad