Wednesday 07 de December de 2016

Benéfica

Juan Carlos Ramos León      8 Jun 2014 21:40:12

A- A A+

Compartir:
Resulta que los malos no son tan malos. O por lo menos parecería ser lo que la industria del entretenimiento quiere que creamos.

Desde hace algún tiempo venía cocinando esta reflexión. Y es que al dar un vistazo a los programas infantiles actuales puede notarse en muchos de ellos que la maldad de los villanos -que se empeñan en hacer la vida de cuadritos a los buenos- es matizada con detalles que los hacen parecer simpáticos y curiosos al grado de que de “malos” pasan a ser simples “traviesos”.

Al contrastarlos con algunos programas o películas infantiles que solíamos ver -algunos de ellos todavía en blanco y negro, hay que reconocerlo- podemos encontrar diferencias abismales. Los malos -que a veces más que malos parecían tontos- acababan, cuando bien les iba, en la cárcel. Bueno, había personajes tan obscuros que hasta miedo daban.

Curiosamente esta reflexión empezó a darme vueltas en la cabeza al mirar aquella escalofriante escena del largometraje de Disney La Bella Durmiente, en la que la villana Maléfica invoca los poderes del mismísimo “Lucifer” para luego convertirse en dragón y pelear con el príncipe que pretendía romper el famoso hechizo con un beso de amor.

Hoy resulta que Maléfica es, en realidad, “Benéfica”, según lo plantea el aclamado filme que se encuentra actualmente en cartelera.

Bonita cinta, obra de un cine claramente evolucionado en el que las animaciones, actuaciones y demás, logran envolver al espectador en una historia sumamente conmovedora que presenta una cara de la moneda completamente diferente con respecto a la personalidad de la protagonista, quien no solo pasa de villana a heroína sino cuyo crimen -el que nos hizo repudiarla durante tanto tiempo- encuentra su plena justificación en la traición del mismísimo padre de la princesa, terminando esta última por convertirse en su más ferviente admiradora.

Pareciera que alguien, en la jugosa industria del entretenimiento, quisiera enviarnos como mensaje que los malos no son tan malos, que el mal de hecho no existe.

Hay historias que muestran el paulatino envilecimiento de un personaje y hasta su reconversión al bien. Sin problema. Donde encuentro un mensaje muy peligroso es en aquellas otras en las que a nuestros hijos se les confunde con respecto a la verdadera maldad de quien es malo.

El mal es mal y punto. No tiene matices, es un absoluto. Este tipo de historias, al pretender relativizar un absoluto, encuentran en ello su primer punto de contradicción. Esta situación pone las cosas de tal manera que acabamos llegando a la conclusión de que el mal no existe o solo lo inventamos para llenar ese vacío que deja la ausencia del bien.

Ahora que, si bien no queda en nuestras manos desviar el curso que lleva la industria del entretenimiento, sí es totalmente nuestra responsabilidad educar a nuestros hijos para que formen conciencias sensibles a conocer, identificar y evitar el mal.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Tren se descarrilla; transportaba maíz transgénico
Estiman costo del muro de Trump en 20 mil mdd
Es atropellado mientras viajaba en bicicleta; murió instantáneamente
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
Walmart invertirá mil 300 mdd en México, anuncia Peña Nieto
​PGR abre carpeta de investigación contra César Duarte
Se conforma el Consejo Juvenil Municipal Jerez 2016
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.34
Venta 20.84
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad