Saturday 10 de December de 2016

Conservar la matrícula

Huberto Meléndez Martínez      17 Feb 2014 21:10:06

A- A A+

Compartir:
Dedicatoria especial a quienes trabajan con alto sentido de responsabilidad.

“Ya entendí por qué los profesores actuamos de manera diferente en nuestro trabajo”, dijo el maestro Luis Fernando. “Se debe al sentido de responsabilidad que tiene cada uno. La ejerce de manera distinta. Eso entendí en la película que me regalaste”.

Tal vez su hipótesis sea verdadera, porque en la cinta se contaban las acciones que una maestra suplente hacía para dar cumplimiento a una tarea importante que le confirió el maestro titular de la escuela.

Era una escuela rural, de las denominadas unitarias, con muy pocos pobladores. El profesor reunía a sus estudiantes de todos los grados en una sola aula. Un salón como muchos de los que proliferan por las rancherías, con austeros problemas en la obra civil del edificio y en el mobiliario. Paredes rústicas y despintadas. Unas bancas toscas, largas, descuidadas, en lugar de pupitres individuales. Puertas y ventanas muy pobres, fiel reflejo de la comunidad. Precario, el material didáctico, reducido a una caja de gises de colores que la maestra debía cuidar y administrar con sumo cuidado, por ser el tesoro escolar más preciado.

Alumnos con caras inocentes, indumentaria desgastada y roída, pero con un rostro inocente y expectante.

La madre del maestro padecía una enfermedad que reclamaba su presencia. La tarea que encomendó a la profesora era evitar la deserción, porque en el transcurso del año se habían dado ya algunas bajas.

Antes de partir, examinó las habilidades que tenía la joven pasante. No muy conforme y presionado por la urgencia de retirarse, le dejó encargada la escuela y su lugar de pernocta.

Hubo un pequeño desencuentro por definir el mecanismo y la cantidad a pagar por sus servicios. Aparece una forma sui géneris del actuar, en la autoridad municipal.

Se presentan las dificultades iniciales para relacionarse con los alumnos, para equilibrar la participación interpersonal, neutralizar a los líderes de la indisciplina y el desacato. Las angustias y la impotencia por no encontrar la mejor forma de cumplir con el trabajo.

Su método de enseñanza era antiguo, poco innovador debido a su exigua formación profesional. Se ilustra la manera en que la maestra les enseñaba las asignaturas diversas. Particularmente en matemáticas, su método práctico pasó desapercibido para ella misma. Esa metodología todo profesor debería ejercerla ordinariamente; por ello, tiene gran sentido que esta película forme parte del acervo cultural básico, de todo profesor de enseñanza elemental.

La imagen que el amable lector ha fabricado en su pensamiento, en nada coincide, con toda seguridad, con la fisonomía y personalidad que aparece en la película. La comunidad y la escuela tampoco coincidirán con las ideas prefabricadas.

Al final se presentan los resultados exitosos de sus acciones perseverantes y concluye con una escena cargada de creatividad literaria. La cual pude ser inadvertida en el público.

Se involucró en la problemática escolar e hizo esfuerzos ejemplares para mantener al número de estudiantes que le fueron confiados. Es una historia desarrollada en China, dirigida por Zhang Yimou. Su título hace perfecta referencia al motivo de la tarea: Ni uno menos.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad