Saturday 10 de December de 2016

Breve historia de la Normal Ávila Camacho 

Margil de J. Romo Rivera      23 Nov 2013 22:30:05

A- A A+

Compartir:
  • El 17 de septiembre de 1946 se colocó la primera piedra de la institución.  (Cortesía) El 17 de septiembre de 1946 se colocó la primera piedra de la institución. (Cortesía)
  • Escolta normalista en el desfile del 20 de noviembre de 1955. (Cortesía) Escolta normalista en el desfile del 20 de noviembre de 1955. (Cortesía)
Imagen de


Consumada la Independencia de nuestro país, la Constitución del Estado de Zacatecas, sancionada en 1825, mandataba que el gobierno tenga a su cargo la instrucción de primeras letras.

El primer gobernador, José María García Rojas, centró su atención en el impulso a la enseñanza elemental; en consecuencia se ordenó también la creación de una escuela para la formación de profesores con el sistema lancasteriano.

Así, los legisladores del primer Congreso local, quienes sintieron el respaldo de su pueblo, decretaron el establecimiento de una Escuela Normal de Enseñanza Mutua el 4 de marzo de 1825 que, en honor a la Carta Magna de Zacatecas, recibiría el nombre de Escuela de la Constitución.

La apertura 
Aunque la apertura estaba prevista para el domingo 3 de abril de ese año para hacerlo coincidir con el juramento de la Primera Constitución Política del Estado, fue pospuesto porque no se contaba con un sitio apropiado y otros problemas de tipo pecuniario.

A fin de cumplir con el decreto, el ayuntamiento, rentó por 30 pesos mensuales una parte de los altos del edificio que actualmente se conoce con el nombre de Casa de La Condesa.

El 17 de septiembre de 1826 y como parte de los festejos del aniversario de la Independencia, la institución abrió sus puertas. Para dirigirla, el ayuntamiento contrató al profesor José Hidalgo de Ortega, de origen español, experto calígrafo y erudito en el sistema lancasteriano que se instituiría en la nueva
Escuela Normal de la Constitución.

En la ceremonia de apertura, Hidalgo se dirigió a los asistentes para exponer: “Los maestros han de ser de tal porte y circunstancias, que ocupan dignamente la atención de sus discípulos, que formen de ellos un juicio importante, y que sus principios de ilustración les ayuden a sostenerlos.

Nació así una institución con genuino afán modernizador. Se logra uno de los propósitos que los liberales zacatecanos perseguían con mayor ahínco: lograr un control de la educación que permitiese el mínimo de uniformidad necesaria para orientar sus esfuerzos en una tarea común, la formación de una Nación.

Se trata de una institución pionera en el campo de la formación de profesores.

La Escuela Normal de la Constitución no fue ajena a la inestabilidad social, económica y política que caracterizó al siglo 19 en México. Con otros nombres y en otros edificios, con orientaciones pedagógicas diversas, pero siempre de frontera, la tradición normalista iniciada por Hidalgo de Ortega y sus alumnos ha representado un factor de cambio social para Zacatecas y para nuestro país.

Así transcurren 50 años hasta el 18 de marzo de 1875 que se decreta la apertura de dos escuelas normales, una para varones y otra para señoritas.

Escuela mixta
En los albores del siglo 20, Eduardo G. Pankhurst, gobernador del estado, por ley del 30 de diciembre de 1905 decreta la fusión de la Escuela Normal de Varones y la Escuela Normal de Profesoras, con el carácter de mixta, fungiendo como director en esta nueva etapa Francisco E. Journeé.

Los años que comprenden de 1913 a 1925, la Escuela Normal en sus modalidades de Escuela Normal Mixta o, como Escuela Normal de Profesores, experimentó una inestabilidad muy evidente, por un lado el conflicto armado que aquejaban a todo nuestro país, los problemas de carácter social, político, económico, por otro, los cambios de domicilio, los diferentes reglamentos y decretos que muchas ocasiones pusieron en peligro a la Escuela Normal y la posibilidad de la extinción de tan importante institución educativa.

Primera piedra
Después de tantos avatares, el martes 17 de septiembre de 1946 se colocó la primera piedra del actual edificio normalista, acontecimiento de mucha fastuosidad, en donde, se pronunciaron elocuentes discursos por Jaime Torres Bodet, secretario de Educación Pública y representante personal del presidente de la República, Manuel Ávila Camacho; además del gobernador Leobardo Reynoso González, y del director de la Escuela Normal, Luis de la Fuente García.

La inauguración se realizó el 17 de agosto de 1950 con el nombre de Manuel Ávila Camacho, y cuyo costo alcanzó 1 millón 289 mil 217 pesos.

El 18 de septiembre de 1950, la Escuela Normal de la ciudad de Zacatecas estrenaba su nuevo edificio, flamante y funcional. Juan Carrillo Acevedo sería el primer director en el nuevo recinto que se encargaría de conducir los destinos de esta Benemérita Institución.

A 188 años de haberse fundado la Escuela Normal de la Constitución, y con el reconocimiento de la 60 Legislatura del estado, por decreto número 429 publicado el 19 de diciembre de 2012, la Escuela Normal Manuel Ávila Camacho fue declarada desde el 17 de octubre de 2012 como Benemérita Escuela Normal Manuel Ávila Camacho.

De este modo se consolida como una institución reconocida por su prestigio académico, herencia de aquellos ilustres profesores de pensamiento liberal del siglo 19, no cabe duda que la responsabilidad que atañe a nuestra Escuela Normal es muy grande pues, los tiempos actuales exigen desafíos mayores y resultados efectivos en la formación de maestros para Zacatecas y para México.

Por Margil de J. Romo Rivera 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad