Friday 09 de December de 2016
»A sus 23 años desarrolla su talento en las artes gráficas 

Marco Lozano busca el lado humano del arte

Raúl Silva      28 Aug 2014 21:30:03

A- A A+

Compartir:
  • El joven descrubrió sus aptitudes para el arte a muy temprana edad. (Nallely de León) El joven descrubrió sus aptitudes para el arte a muy temprana edad. (Nallely de León)
  • Quiere ser un artista reconocido. (Nallely de León) Quiere ser un artista reconocido. (Nallely de León)
  • Dejó un momento el arte para enfocarse en su carrera. (Nallely de León) Dejó un momento el arte para enfocarse en su carrera. (Nallely de León)
Imagen de


Tiene apenas 23 y es multifacético. Lo mismo demuestra talento para el dibujo y la pintura, que para el grabado y la historia.

Marco Lozano descubrió sus aptitudes para el arte desde muy temprana edad. Hoy está en búsqueda de ser un gran artista plástico, pero con un lado humano indeleble.

Su proceso de creación, aunque ha sido lento, ha mejorado, considera el joven artista egresado de la licenciatura de Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

La conclusión de una historieta sobre la Toma de Zacatecas está pendiente. Se trata de una serie de dibujos acompañados de viñetas en los que se explica la gesta heroica del 23 de junio de 1914.

El cómic histórico

El cómic es una saga que se titula 1914: A Zacatecas y su primer ejemplar consta de 22 páginas con alrededor de 120 dibujos análogos que se digitalizaron.

Detalló que la historieta se planteó desde tres perspectivas, la de los revolucionarios, con Felipe Ángeles; la de los federales, con Medina Barrón, y la de los civiles. Se espera que para el 2015 esté terminada.

Para complementar el cómic, se apoyó del guión de Joel Cuevas, que es una especie de novela histórica basada en el diario de Felipe Ángeles, el estratega del ejército villista.

La intención de Marco Lozano es buscar apoyo de algunas instituciones de cultura y educación para poder editar alrededor de 3 mil 500 ejemplares y obsequiarlo, pues de lo contrario, tendrá una cuota de recuperación.

Un vistazo al pasado 

En su niñez Marco Lozano recibió un obsequio, un libro de dibujo y pintura en el que se explicaba las técnicas de sombreado y las perspectivas del dibujo.

“Siempre me gustó dibujar desde muy pequeño, descubrí que tenía aptitudes para ciertas disciplinas, pero lo afiancé cuando tenía entre 9 y 11 años”, comenta para Imagen.

Las primeras pinturas que realizó fueron sobre madera en acrílico y eran paisajes monocromos en blanco y negro. Más tarde comenzó con las pinturas a color.

En el Julio Ruelas

A los 12 años de edad, su vida cambió cuando ingresó al taller Julio Ruelas, dirigido en ese entonces por el fallecido Alejandro Nava.

Comenzó la aventura para Marco López, ya que aprendió a manejar distintas técnicas, además de conocer el grabado.


El cambio de piel

Después de los 17 años, Marco Lozano dejó las artes de lado para iniciar su licenciatura en Historia en la UAZ, así transcurrieron sus días de estudiante.

Reconoce que no fue fácil alejarse de sus pasiones artísticas, por lo que nunca dejó de dibujar, pero sí de pintar y grabar.

Lozano comenta que le era más difícil compaginar sus estudios académicos con los de realizador de pinturas y grabado, que tienen un proceso creativo más extenso.

Ya con la licenciatura concluida, decidió que era tiempo de retomar la pintura y la gráfica.

La poesía hecha trazos

“En esta etapa (de mi vida) estoy en ese proceso donde veo una pintura y analizo si está en equilibrio y es armoniosa, pero hay otras que no lo son y descubres si esa es la intención original de la obra”, dice.

Ello no tiene que ver con el perfeccionismo, sino con la personalidad, explica Marco Lozano, pues exigir perfeccionamiento no permite cerrar el ciclo de una obra.

“Dejé de exigirme en unas cosas, pero sí continué en tratar de ser mejor, no exigente no perfeccionista, pero sí contsante, más libre, eso es parte de la mejoría”, asegura.

Hacia dónde va

Últimamente se ha dedicado a pintar en la escala de tonos mayores o armónicos, que son tonos felices y equilibrados, reconoce. “Me gusta eso, ahora estoy experimentando. Me inclino al equilibrio y lo armonioso”, dijo.

“Ser pintor es un oficio y hay que practicarlo constantemente para mejorarlo. Te vas puliendo”, menciona.

A su decir, la pintura, el dibujo y el grabado crean poesía, alimenta el espíritu creativo y te hacen ser libre. "El dibujo es etéreo, el grabado artesanal y la pintura es poesía", comentó.

Marco Lozano quisiera ser un gran dibujante, un pintor reconocido, un artista gráfico famoso, pero sobre todo “quiero que se me reconozca por mi búsqueda hacia la humanidad”, finaliza.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad