Thursday 08 de December de 2016

¿Buscar cáncer? 

Antonio Sánchez González      16 Oct 2014 21:59:56

A- A A+

Compartir:
Hace unos días, una joven de unos 30 años de edad me contó casualmente que había ido a una revisión médica rutinaria, durante la cual le practicaron su Papanicolaou de cada año y una mamografía. Tuve que dedicar un rato a explicarle mi sorpresa.

Desde el punto de vista de los médicos, la segunda mitad del siglo 20 fue una época caracterizada por la búsqueda de cáncer. En 1943 se publicó la información sobre la utilidad de la prueba de Papanicolaou para detectar cáncer del cuello del útero, enfermedad que entonces significaba la primera causa de muerte por cáncer femenino.

Para 1950 el estudio se practicaba en miles de consultorios alrededor del mundo y en los siguientes años la mortalidad por cáncer del cuello uterino disminuyó significativamente.

Con prisa, se introdujo la práctica de mastografías para buscar cáncer de mama en 1963 y endoscopía para localizar cáncer de colon en 1969.

Sin embargo, las tasas de cura para la mayoría de los enfermos de neoplasias malignas permanecieron bajas, para frustración de los pacientes que hacían lo que parecía corresponderles: iban a sus estudios preventivos y animaban a otros a hacer lo mismo.

En el siglo 21, ante la eficacia de las nuevas terapias, las pruebas para identificar cáncer están perdiendo su atractivo médico en el mundo. Se acumulan datos que sugieren que muchas modalidades de búsqueda de tumores están lejos de ser beneficiosas como se pensó y algunos procedimientos, como las pesquisas para diagnosticar cáncer de próstata a través del antígeno prostático, ahora ya no deben aconsejarse y la utilidad de la mamografía se reevalúa frecuentemente.

El entusiasmo inicial se convirtió en escepticismo ante los datos que sugieren que buscar cáncer causa más daños y riesgos individuales que las vidas salvadas, con las consiguientes discusiones médicas acerca de los perjuicios que se pueden causar con las campañas mercadológicas que animan al público a someterse a análisis buscando enfermedades malignas.

Estas consideraciones adquieren más valor en los extremos de la vida: los jóvenes tienen menos riesgo de casi cualquier neoplasia y los viejos con cáncer tienen menos oportunidades de tratamiento exitoso en función de la edad.

Un buen ejemplo es la práctica de endoscopías para detectar cáncer de colon. Se necesitan unas 2 mil 100 colonoscopías “preventivas” para detectar 14 casos de cáncer de colon y salvar ocho vidas, eso a costa de aproximadamente nueve casos de complicaciones severas y del gasto de unos 8 mil pesos por estudio.

La posibilidad de inconvenientes aumenta con la edad al tiempo que disminuye la posibilidad de prolongar la vida a partir de los hallazgos del examen. Consideraciones similares aplican para el caso de las mastografías, al punto que hay países que piensan prohibir su práctica.

En resumidas cuentas, mi paciente no necesitaba una mastografía y seguramente tampoco se beneficia de un Papanicolaou anual.

La medicina socializada está convirtiéndose, de nuevo, en una práctica que primero considera las características individuales de cada persona que busca al médico.

Médico




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
El eterno viajero
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Atacan a policías durante operación 'encubierta' en Nuevo León
Vanidad en Navidad; estilo de temporada
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.35
Venta 20.85
€uro
Compra 21.60
Venta 22.1

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad