Saturday 21 de January de 2017

Cómicos y canciones 

Elizabeth Sánchez Garay      19 Jun 2014 21:40:11

A- A A+

Compartir:
uienes no pueden ver en directo los juegos del Mundial Brasil 2014, por motivos laborales, o quienes disfrutamos de los análisis de especialistas, tenemos la opción de ver los programas nocturnos donde se presentan los resúmenes de los partidos y se comentan de forma pormenorizada los aspectos más relevantes del día.

Todo estaría muy bien si no fuese por los mediocres segmentos de comicidad y la sangre pesada de algunos comentaristas. De Televisa nada bueno puede esperarse. Desde hace muchos años la televisora se ha distinguido por la vulgaridad en sus programas de entretenimiento. El buen gusto y humor fino les causa náuseas a los productores.

Supongo que las leperadas del Compayito y de Adrián Uribe solo divierten a sus compañeros y a quienes tienen la cabeza hueca. Y no se diga de los otros “chistositos” del canal. ¿Quién les dijo que Facundo tiene un ápice de gracia cuando hace bullying a la población del país anfitrión? Facundo solo da pena ajena.

El problema se agrava porque en los programas de las competidoras existen muy pocas posibilidades de tener algo digno de verse. Los comentaristas de Azteca 13 son insoportables, especialmente Luis García y Christian Martinoli, quienes por motivos desconocidos hablan con acento argentino, como si eso les diera elegancia y caché. Allí el personaje del “simpatías” lo personifica Jorge Campos, versión Azteca del Compayito.

Lo mejor del análisis futbolístico lo encontramos, creo yo, en ESPN con José Ramón Fernández al frente, pero Futbol Picante tiene dos graves problemas. Por un lado, el canal no obtuvo los derechos de transmisión de selección mexicana y de otros equipos. Por tanto, las imágenes que pueden mostrar son muy pobres.

Por otro lado, alguien le dijo a la televisora que eran muy divertidas las controversias inanes de David Faitelson, quien discute por todo, de todo y con todos, sin argumentación alguna y solo por dar la contra a sus compañeros, como un niño berrinchudo cuya tonadita bravucona no tiene sosiego. En los últimos días, hasta su padre putativo, José Ramón Fernández, parece estar cansado de tanta perogrullada.

Desafortunadamente, eso es lo que tenemos en México y no hay más. Cómo se extrañan los segmentos humorísticos de Andrés Bustamante, el Güiri Güiri, quien solía salpimentar los programas con un sentido del humor de gran calidad, lo cual parecer estar en desuso en la televisión mexicana.

Si él y los compañeros de antaño estuviesen participando en los programas nocturnos sobre el mundial 2014, seguramente ya habrían reseñado aspectos fundamentales de la cultura brasileña, como lo referente a la gran tradición musical que tiene ese país. Pero eso es pedirles peras al olmo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Participan militares en talleres de nuevas masculinidades 
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Asegura la Profepa ejemplares de loro en Tabasco 
Debajo del uniforme hay un ser humano: Tenorio Raudales
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Niega nepotismo la regidora de Río Grande, María Teresa Rodríguez 
Aprueba el Issstezac 87 nuevas pensiones 
 Se reúne Judit Guerrero con "hormiguitas"
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad