Sunday 04 de December de 2016

 Contra las auto y Punto Final 

Pablo Torres Corpus      21 Jan 2014 22:10:06

A- A A+

Compartir:
La semana pasada escribimos un breve resumen sobre los orígenes de la terrible situación que vive Michoacán, sus delincuentes, autodefensas y el desarme de éstas.

Varias personas criticaron fuerte que el Gobierno Federal buscara el desarme de las autodefensas: “que desarmen a los narcos” fue consigna constante.

Entiendo la indignación que genera que los delincuentes actúen con impunidad y que ante una organizada respuesta ciudadana el gobierno busque replegarnos. Sin embargo, la situación no es tan fácil, obedece a una táctica lógica.

Las autodefensas existen desde hace años en esa región, aunque eran mucho más pequeñas y estaban alejadas de las cámaras; nacieron por distancia del Gobierno Federal y la incompetencia del gobierno estatal que no aceptaba el problema, no actuaba ni permitía apoyos externos.

La Familia Michoacana y los Caballeros Templarios no son un cártel “típico”, son guerrilla: adoctrinan, actúan por ideas más que por dinero, teniendo como bandera un derecho divino para salvar su territorio.

Como todas las guerrillas, cuando la situación lo requiere, atacan comercios o civiles para distraer y replegar a la autoridad; operan desde sitios casi inaccesibles, atacan y se esconden lo que hace difícil su ataque frontal o captura.

Las autodefensas son efectivas para atacar y vencer a este tipo de guerrillas porque tienen muchas cosas en común: conocen bien el territorio, identifican quienes son los líderes, los operadores, con quién se relacionan etcétera.

Sin embargo, las autodefensas como otros grupos creados extralegalmente para atacar delincuentes son fácilmente penetradas por otros delincuentes enemigos de los primeros, por eso pronto se vuelven un caos donde un grupo de malosos es debilitado sólo para dar poder a otro grupo.

Así pasó en Vietnam, Colombia, Perú, Chile, con los grupos creados para combatir a las guerrillas mexicanas y hasta con los gangsters gringos.

¿Por qué desarmar a las autodefensas y no a los narcos? En primera, porque las autodefensas, aunque tengan una legítima razón para armarse, están fuera de la ley, igual que los delincuentes y es obligación del gobierno desarmar y neutralizar a ambos.

Además, las autodefensas son visibles, el gobierno sabe dónde están y quiénes son, mientras que los delincuentes no saben dónde se esconden y ni a ciencia cierta quienes son.

Resulta más práctico desarmar a los ubicables que a los escondidos. Pero una vez aplacadas las autodefensas y con la información obtenida las autoridades no tendrán pretexto para no hacer lo mismo con los delincuentes que son la raíz de todo este problema.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad