Friday 02 de December de 2016

Intolerancia y manipulación mediática 

Elizabeth Sánchez Garay      12 Dec 2013 21:00:05

A- A A+

Compartir:
Con frecuencia solemos establecer lo que es normal de lo que no lo es, a partir de aquello que se ajusta a determinadas características, las cuales están vinculadas a conductas o imágenes que no muestran diferencias significativas con respecto a las de comparte el resto de una comunidad.

Dicho en otros términos, la normalidad es un signo vacío que se colma de actitudes o representaciones que pertenecen a la esfera de lo habitual, pero no necesariamente posee un valor positivo.

Por eso la intolerancia se recrudece en aquellos discursos que hacen una reiterada distinción entre los miembros de una comunidad que poseen el mismo color de piel, el mismo lenguaje y las mismas prácticas cotidianas, de aquellos que se alejan de la “normalidad”, es decir, que no son espejos de la sociedad.

El fin de semana vi un programa de “investigación”, en un canal televisivo español, que hacía referencia al incremento de ciudadanos de ese país que son contratados, por las redes de narcotráfico internacional, para transportar droga de Sudamérica a España.

De acuerdo con la emisión, el aumento de personas que trafican droga, conocidas como “mulas”, se debe a la crisis económica que padece esa nación y que ha traído consigo la elevación del índice de desempleo, de deudas familiares y de hipotecas que son casi imposibles de pagar.

Amas de casa, ancianos con enfermedades terminales, mujeres embarazadas y jóvenes de ambos sexos que estaban en las cárceles por tal delito fueron entrevistados en el reportaje, generando, supongo que en muchos televidentes, un sentimiento de compasión por esas personas que han destruido sus vidas y las de sus familiares.

Desde mi perspectiva, la interpretación de esta dolorosa situación debió centrarse en un análisis profundo de la política económica del gobierno español que privilegia los intereses de los grandes capitales, en detrimento de las necesidades de la población.

En lugar de ello, el programa se encaminó, sorpresivamente, a establecer que las mafias nigerianas eran las culpables del trágico desenlace de los traficantes españoles, ya que, según la “investigación”, estas mafias se dedicaban a reclutar posibles cómplices de sus fechorías, en personas abrumadas por las deudas.

Sin aportar información objetiva, la emisión buscó un chivo expiatorio y lo encontró en una raza distinta a la española, como lo hacen las series televisivas estadounidenses, donde el mal está personificado por cárteles mexicanos o colombianos, como si en ese país no existiesen redes de narcotráfico y corrupción.

En nada beneficia a la sociedad española ese tipo de programas que promueven la intolerancia racial, sobre todo cuando personas de ese país se están viendo obligadas a buscar opciones laborales más allá de sus fronteras.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El inmenso dolor de una sobreviviente: ‘estoy en shock’
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Inauguran la Feria de la Miel
En México se tiene que cimbrar con cosas positivas: Yunes Linares
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
Cierran vialidad por presencia de Amoniaco en Río Grande
Revelan video de sobreviviente de 'avionazo' en Colombia
Insisten los transportistas en que se revisen concesiones otorgadas
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.64
Venta 21.14
€uro
Compra 21.97
Venta 22.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad