Friday 09 de December de 2016

La revolución de Ayotzinapa

Sergio García Castañeda      17 Nov 2014 20:59:08

A- A A+

Compartir:
Existe una gran incertidumbre sobre las consecuencias políticas, económicas y sociales que tendrá la muerte de los 43 normalistas y los fusilados de Tlatlaya. No obstante que el resultado ya se percibe como una revolución social postmoderna con un cambio profundo en lo político.

El gobierno mexicano se niega a reconocer que sea un crimen de Estado, toda vez que no admite que un presidente municipal como el de Iguala sea parte del pacto federal o parte del territorio nacional o que el pueblo de Guerrero no sea parte del Estado mexicano. Es absurda esta apreciación. Sin embargo la comunidad internacional de los Derechos Humanos opina diferente.

Con respecto a los crímenes de lesa humanidad como la tortura y la desaparición forzada los acepta el gobierno federal desde el 2005 cuando suscribe el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de La Haya y aceptaría su competencia, siempre y cuando el Estado mexicano hiciera caso omiso en investigar y castigar la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Iguala.

Considero que sería un magnánimo error si se llegase a este tipo de escenarios.

Es de importancia destacar que hasta el momento el gobierno en sus tres esferas está haciendo lo propio para llegar hasta sus últimas consecuencias de estos casos con la supervisión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos originada en el Pacto de San José.

Sin embargo, el movimiento que se ha generado alrededor de estos acontecimientos ha dado lugar a una connotación de revolución social que tendrá por ello el restablecimiento del estado de derecho y el reconocimiento a los derechos humanos que aún no entran al catálogo de los derechos fundamentales en México, pero que los ha hecho suyos a raíz del caso Rosendo Radilla.

El mes de noviembre es paradigmático para festejar la Revolución Mexicana; aunque hemos pasado por etapas históricas muy importantes desde la insurgencia independentista de 1810, por la restauración de la patria en 1869 y, finalmente por la de 1910 en donde se tuvo como respuesta una nueva constitución que ha sido modificada y violada hasta la saciedad.

La revolución de Ayotzinapa tiene los ingredientes de la revolución inglesa de 1668; de la francesa de 1769 en donde se reconocen los derechos civiles y universales del hombre.

Por supuesto que ésta nueva concepción de revolución también tiene que ver con el reconocimiento de los derechos de los mexicanos que aún no han sido reconocidos.

Pero, sobre todo es una revolución social que se opone a un sistema político mexicano agotado; a un régimen de partidos políticos que se ha vuelto faccioso y, a una estructura gubernativa corrupta y corruptora y que ha sido el principal embrión de todos los males que tiene la nación.

Maestro en Derecho Constitucional




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad