Saturday 03 de December de 2016
RSS Minuto x Minuto
 

 La selección española

Elizabeth Sánchez Garay      26 Jun 2014 21:00:21

A- A A+

Compartir:
Supongo que no son pocas las personas que empezaron a interesarse en el futbol, más allá de la fiesta mundialista, a partir del juego de ensoñación que presentó España en Sudáfrica 2010.

Yo conocía a la mayoría de los jugadores porque inició mi interés en este deporte siguiendo los pasos de Rafa Márquez en el Barcelona, equipo que tenía el mayor número de jugadores en la selección.

Desde aquel entonces era extraordinario ver jugar a la dupla Andrés Iniesta y Xavi Hernández, pilares básicos del famoso tiki-taca español. Muchos de los extraordinarios goles de Lionel Messi, en el Barca, podrían no haberse ejecutado sin la organización táctica de estos dos centrocampistas.

Junto con ellos, los jugadores españoles que brillaban en el equipo catalán eran Puyol, Piqué, Busquets, Villa y Pedrito, todos miembros de la selección española de Sudáfrica, a los que se sumaban, Iker Casillas, Xavi Alonso y Sergio Ramos del equipo merengue, además de otros jugadores que participaban en ligas extranjeras.

¿Cómo podría explicarse su rotundo fracaso en Brasil? Parece algo totalmente incomprensible. A la furia española le pasó lo contrario del conjunto mexicano. Por las experiencias previas al mundial, el TRI parecía destinado al desastre en la primera ronda de eliminatorias, mientras el equipo español era considerado para estar, al menos, entre los finalistas.

Acaso los errores vinieron por decisiones de Vicente del Bosque, no solo por la inclusión de Costa, sino al privilegiar a “íconos” del equipo, cansados o lesionados, en lugar de apostar por el estilo de la selección, caracterizado por el dominio técnico, el toque, la movilidad, la apertura de espacios y la posesión del balón que desesperaba a los contrarios.

Personalmente, más que el fracaso de España me entristece pensar que con esa derrota quizá desaparezca el futbol poesía que en el pasado también caracterizó a Brasil.

Por eso me ha llamado la atención algunos comentarios en las redes sociales que se congratulan con el descalabro de La Roja, definida como una selección arrogante.

En todo caso, presuntuosos y desmedidos fueron los medios españoles, que ahora se han convertido en los máximos verdugos de esta selección, en lugar de rendir tributo a esos grandiosos jugadores que han dejado huella en el futbol internacional.

No es gratuito que el público asistente al juego España-Australia haya dado un aplauso unánime a Iniesta cuando se pronunció su nombre en el estadio.

Honor a quien honor merece. Como también merece reconocimiento la selección mexicana que ha mostrado saber jugar en equipo, con Rafa Márquez como capitán, más allá de las individualidades. Ojalá pasemos los octavos de final y ojalá, también, el futbol poesía no se pierda en el camino.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad