Saturday 03 de December de 2016

 Legalización de la marihuana 

Sergio García Castañeda      17 Feb 2014 21:00:05

A- A A+

Compartir:
La marihuana es una hierba, un estupefaciente muy popular en México, su consumo alcanza más del 5% de la población, todo mundo la consume: jóvenes, estudiantes, profesionistas y viejos.

El Congreso de la Unión en 2009 eliminó toda clase de sanción si la posesión o consumo rebasare los 5 gramos; y para la cocaína, 0.5 y para el opio, 2 gramos.

El propósito de la legalización de las drogas, iniciando naturalmente con la marihuana sería como un mal necesario para evitar el tráfico de drogas y todas las consecuencias negativas que trae con ello, como el mercado negro, la guerra entre bandas delincuenciales y el aumento de la violencia y de la inseguridad del país dejaría sin sentido el derramamiento de sangre.

Este tema ha mantenido dividido al país entre intelectuales, autoridades y la opinión pública. Por ejemplo, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se presentó en 2008 una iniciativa para legalizar el cultivo, la distribución y el consumo de la marihuana como una antítesis del combate a la política criminal implementada por parte del expresidente Felipe Calderón.

El expresidente Vicente Fox ha sido un promotor incansable de esta iniciativa; sin embargo, la jerarquía de la Iglesia católica, y partidos como el PAN están en contra de dicha legalización, imponiéndose una moral general sobre una moral individual, en el entendido que es un derecho humano el consumo de toda clase de sustancias químicas, reguladas con fines médicos.

El consumo de drogas que han ocasionado relativamente daño al organismo como el café y el alcohol han sido regulado; no obstante, el alcoholismo ha entrado al régimen de sanciones administrativas, lo que no se podría hacer en el caso de la marihuana.

Por otro lado la pretendida legalización de los estupefacientes como la marihuana y la cocaína encuentra obstáculo en los tratados internacionales en donde México ha ratificado tres convenios, que no tienen otra finalidad que prohibir el uso de determinadas drogas, sino la penalización del uso, siembra, distribución, suministro, comercio y consumo de las mismas.

Así las cosas, el problema de las drogas es un tema de salud pública, en la cual el Estado tendrá que normar en la Ley General de Salud, en el sentido de que deberá de ser más draconiano para establecer fuertes sanciones a la producción, distribución, comercialización y consumo.

En ocasiones deberá apelarse a un sentido de moral pública, como una forma de ligar la libertad humana a un valor y principio de honestidad.

Sin verse tan conservador ante las embestidas liberales, tendrá que tener en cuenta que la salud también es un valor humano que merece el mismo respeto que el derecho a consumir.


 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Carambola brutal; mueren 2 personas
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad