Friday 09 de December de 2016

Los libros de mi estante 

Elizabeth Sánchez Garay      20 Mar 2014 20:10:07

A- A A+

Compartir:
Hay escritores que son indispensables en la vida de un lector, cuyas obras pueden leídas y releídas con el correr de los tiempos, acaso porque trascienden la historia de los relatos e invitan a reflexionar en torno a la existencia.

A diferencia de las novelas anecdóticas, que se leen con rapidez, pero igualmente se olvidan, las narraciones que han dejado huella en nuestra vida invitan a revisitarlas cada cierto tiempo y nunca dejan de asombrarnos.

El proceso de relectura suele sorprendernos de manera significativa, porque son altas las probabilidades de que encontremos aspectos que habían pasado desapercibidos por nosotros, aunque antes hayamos leído 10 veces la misma novela.

Claro, los lectores vamos cambiando con el tiempo. Nuevas lecturas, nuevos encuentros, nuevas experiencias vitales confluyen al acercarnos a los viejos y queridos relatos de antaño.

Nosotros somos distintos y, extrañamente, los textos también. Así, el diálogo se renueva una y otra vez, como sucede en los reencuentros con los amigos a los que hemos dejado de ver durante cierto tiempo.

En su libro Por qué leer los clásicos, Italo Calvino da varias definiciones sobre lo que él considera un texto clásico. Por ejemplo: los que constituyen una riqueza para quien los ha leído, los que ejercen una influencia particular o los que nunca terminan de decir lo que tienen que decir.

Y añade otra posibilidad: “a veces descubrimos en él algo que siempre habíamos sabido (o creído saber), pero no sabíamos que él había sido el primer en decirlo. Y ésta es también una sorpresa que da mucha satisfacción, como la da siempre el descubrimiento de un origen, de una relación, de una pertenencia”.

Como todas las personas que disfrutan la literatura, yo también tengo mis autores predilectos, mis clásicos particulares. No son los escritores cuyas obras leí durante los primeros años de juventud.

Sin embargo, debo de aclarar que, paradójicamente, varios de ellos fueron de gran importancia en aquella lejana época de mi vida, como lo fueron también para toda una generación de chavales que salían de la pubertad.

Me refiero a La metamorfosis, de Kafka, El Extranjero, de Camus y, de manera especial, El lobo estepario , Demian y Bajo la rueda de Hermann Hesse.

Las obras a las que regreso constantemente, pese a disfrutar las novedades que van apareciendo en las librerías nacionales y extranjeras, son de cinco escritores para mí imprescindibles: Jorge Luis Borges, Italo Calvino, Julio Cortázar, Milan Kundera y Voltaire.

También incluiría en esta lista a un autor que cabalga entre la literatura y la filosofía. Me refiero a Nietzsche. Con ellos he crecido y espero que continúen acompañándome en el camino.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Al tiempo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad