Saturday 03 de December de 2016

México, en situación límite

Sergio García Castañeda      10 Nov 2014 21:59:19

A- A A+

Compartir:
Lo que ha pasado en Tlatlaya y en Ayotzinapa debe ser el hilo conductor o el parteaguas de un modelo democrático, social y cultural mexicano que se pueda adaptar al sistema pluricultural que existe en la actualidad en nuestro país, pensar diferente sería la extinción del status democrático

No es fácil reconocer la realidad cuando las instituciones y el Estado han sido rebasadas por los poderes fácticos y cuando la democracia y el estado social de derecho constitucional no funciona.

Las instituciones y el poder político no solo están cansados o agotados, sino que se han hecho escurridizos ante la innegable responsabilidad social existente, para Peña Nieto es más importante China como una gran aliado económico que la irritación de una nación que se encuentra en llamas.

Hace 40 años Rosendo Radilla Pacheco, fue sujeto a una desaparición forzada por el entonces gobierno de Luis Echeverría, el gobierno más represor de la historia moderna, ¿Más que el actual?

También fue el icono de los derechos fundamentales en México a partir del 2011 y, con ello el control difuso constitucional y convencional logró tener completa vigencia en nuestro ordenamiento jurídico. La Corte Interamericana de los Derechos Humanos jugó un papel digno.

No hay ninguna duda de que los crímenes que se cometieron en contra de los 43 normalistas y los ocho fusilados están dentro del catálogo de los crímenes de Lesa Humanidad.

Han sido ya identificados por la Comisión Interamericana de los Derechos humanos y la comunidad internacional; todavía el gobierno federal se niega a reconocerlos.

Así pues, estas instituciones internacionales tendrán que actuar con cuidado para restablecer el orden jurídico de México y vincular al gobierno federal al respeto de los derechos humanos.

El Estado mexicano, se tardó 40 años en aceptar que en los tiempos de la guerra fría, en los años 70 del siglo pasado, se cometieron muchos crímenes de lesa humanidad.

Ahora las circunstancias son similares, pero están encuadradas en un contexto totalmente diferente, en donde el gobierno quisiera cambiar el argumento jurídico, sin cambiar los hechos.

La realidad abominable de la masacre de normalistas rebasa la realidad, nadie se imaginaba lo peor, la criminalística mexicana se vio minimizada por los argentinos para recabar la cadena de custodia, ahora les apostamos a los austriacos para que esclarezcan las relaciones genéticas.

Si no se confía en los peritos y en la medicina forense local, cuantimás se va a confiar en la fiscalía federal en donde su jefe Murillo Karam muestra síntomas de cansancio e intolerancia hacia los padres de familia de los normalistas, sin embargo el principal sospechoso del agravio nacional sigue siendo el Estado Nacional en sus tres esferas de poder. ¿Quién ha dicho lo contrario?

Maestro en Derecho Constitucional




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad