Saturday 03 de December de 2016

“Muertos de hambre”

Elizabeth Sánchez Garay      9 Oct 2014 22:00:04

A- A A+

Compartir:
En estos días ha generado revuelo, en muchos blogs y páginas de internet, la supuesta reducción del valor curricular de los estudios de enseñanza artística en España.

Esta información ha sido difundida por un periódico electrónico, pero en realidad, ningún otro medio de comunicación la ha ratificado, como tampoco la ha confirmado el gobierno de ese país.

Sin embargo, y más allá de la veracidad de la nota periodística, esto ha dado pie a muchísimas discusiones sobre la escasa importancia que las sociedades centradas en la economía otorgan al arte. De manera especial, hay un interesante video de Elio González, que ha sido difundido por las redes sociales, donde el autor reflexiona sobre esta problemática.

Inicia el cortometraje con un anécdota: cuando el padre de un amigo le preguntó a su hijo que a qué se dedicaba Elio, y él respondía que era actor, que también le gustaba la fotografía y que había dirigido algún video, el hombre no dejó que terminara la frase, para afirmar de forma tajante: “vamos, es un muerto de hambre”.

En cierto sentido, señala el videoasta, el padre tenía razón desde la perspectiva de los valores imperantes en la actualidad, donde son consideradas como imprescindibles aquellas personas dedicadas a la ciencia y a las actividades empresariales, pero no los músicos, los pintores, los cineastas, los escritores, los bailarines, los actores, los poetas.

Por eso, con no poca frecuencia, cuando un hijo les menciona a sus padres la decisión tomada de dedicarse al arte, la literatura o la filosofía, la reacción de éstos suele ser de enojo o preocupación por el futuro laboral que visualizan como incierto. Así, lo más probable es que intenten convencerlo de dejar ese gustillo para los ratos de ocio, pero no como una profesión a la que le consagrará su vida.

La mayor parte del cortometraje de González está destinado a nombrar una larguísima lista de artistas y de obras que han acompañado a los seres humanos a lo largo de la historia.

Con él, uno termina preguntándose qué sería de nuestra existencia sin ese amplio repertorio de obras no solo de la erróneamente llamada alta cultura, sino también de la cultura popular, como las películas de Chaplin y la música de los Beatles.

A esa lista de “consagrados”, habría que añadir todos aquellos artistas “desconocidos” que han dedicado su existencia, a veces con muchísimo esfuerzo y en condiciones sumamente difíciles, a crear, con gran dosis de imaginación, lo que no existe todavía.

Conclusión: una sociedad sin arte es una sociedad ignorante, por muy alto que sea el índice de personas con títulos académicos. Por cierto, este video se encuentra en YouTube.

Miembro del SNI




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad