Friday 24 de February de 2017

 Octavio Paz y Punto 

Pablo Torres Corpus      11 Mar 2014 22:00:07

A- A A+

Compartir:
El próximo 31 de marzo se cumplen 100 años del nacimiento de Octavio Paz Solórzano; los homenajes y alabanzas han proliferado y seguramente aumentarán a lo largo de 2014.

Siempre es grato se recuerden los atributos intelectuales y sensuales de un hombre como Paz; su forma de concebir la estética del ensayo y la poesía son referente de la literatura modernista iberoamericana.
Sin embargo, es injusto que las conmemoraciones y homenajes a Octavio Paz se centren casi exclusivamente en su obra literaria.

Insisto, Paz es un titán de las palabras, pero su acción como liberal y socialdemócrata abonaron en mucho a la libertad y pluralidad que hoy gozamos y poco valoramos.

Octavio Paz fue en su juventud un convencido del comunismo teórico y de la Revolución mexicana, pero paulatinamente fue abandonando ese fervor comunista bélico para ubicarse dentro de una izquierda liberal que en su tiempo y aún hoy sigue siendo incomprendida.

En 1967, siendo embajador en la India inició públicamente ese rompimiento con el comunismo y el ideal de la Revolución mexicana que lo llevaron a renunciar al cargo en 1968 por la masacre de Tlatelolco y los excesos del gobierno mexicano.

A partir de entonces inició casi en solitario una lucha ideológica contra el corporativismo del gobierno nacionalista y el obcecado dogmatismo de la izquierda.

La intelectualidad mexicana e instituciones afines al gobierno relegaron a Paz de todo evento y le acotaron sus esfuerzos editoriales al restringirle materiales o amenazando sutilmente a sus colaboradores.

La izquierda dogmática fue más allá y no solo lo marginó, sino que aprovechaba cada ocasión para mentarle la madre o quemar efigies de Paz.

Pero lejos de disminuirse, Paz siguió madurando y respondía a los dogmáticos de izquierda con poesía hermosa y vanguardista; a los corporativistas del gobierno les contestaba con lúcidos ensayos.

Y a ambos les daba muestra de tolerancia y civilidad al invitarlos a platicar, a debatir sobre sus orígenes, presente, futuro, miedos o perspectivas.

Desafortunadamente los encuentros fueron escasos por el ego y cerrazón de los dogmáticos y corporativistas.

Posiblemente, la carga ideológica de la guerra fría tenía tan calientes las mentes de los intelectuales y gobernantes que les sorprendió el “socialismo libertario” y tolerancia de Paz, entonces no había memes, pero si anónimos y Octavio nunca se escondió para debatir, nunca rehuyó a verter frontalmente sus ideas por más polémicas que fueran.

Paz no era sólo poesía, su congruencia y valentía merecen estelares en los homenajes.

Punto Final

Dime cuántas mentiras dices y te diré cuán esclavo eres.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Temor latente
La tercera es la vencida
América y Cruz Azul se enfrentan en momentos críticos
Las llaves en la cafetera
Robótica, ¿juego de niños?
Detienen a 6 personas; llevaban droga y un bebé
Djokovic jugará el Abierto Mexicano
Kerber y Wozniacki avanzan a semifinales en Dubai
Se enredan con deportaciones; EU se contradice sobre uso de militares
Encuentran un auto desvalijado y baleado
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.79
Venta 20.29
€uro
Compra 20.91
Venta 21.41

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad