Wednesday 22 de February de 2017

Razones para luchar contra el trabajo infantil

Irene Casado Sánchez      24 Jul 2014 21:41:47

A- A A+

Compartir:
El trabajo infantil es una realidad para 168 millones de niños. Pequeños que “trabajan hasta el cansancio en fábricas clandestinas, minas, en el sector de la construcción y en la agricultura”, denuncian desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Se trata de niños “que no han alcanzado la edad mínima legal de admisión al empleo” y trabajan para ayudar a satisfacer sus necesidades más básicas y las de sus familias. 85 millones de ellos realizan trabajos peligrosos.

Miles de pequeños en el mundo “se ven involucrados en conflictos armados o en el tráfico de drogas, otros son explotados sexualmente”, advierte la OIT. Atrapados en esta situación, “estos niños nunca podrán tomar sus propias decisiones y salir adelante”. Ese trabajo infantil es un lastre para su futuro.

Desde el año 2000, el número de niños en esta situación ha disminuido un tercio pasando de 246 a 168 millones. Sin embargo, desde la organización lamentan que no parece que se vaya a lograr la meta fijada por la comunidad internacional de eliminar sus peores formas para 2016.

Las cifras demuestran que “el trabajo infantil se puede reducir a través de la promoción de políticas de protección social”, asegura el director de la oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto. Añade que el desafío de combatir la pobreza y el shock económico no es algo excepcional, sino una realidad cada vez más común a la que los Estados deben hacer frente. Las políticas dirigidas estrictamente al trabajo infantil, las políticas sociales de carácter general y los Objetivos del Milenio son armas esenciales para reducir el número de pequeños que se ven obligados a trabajar y evitar que nuevos niños entren en esta dinámica.

Las sequías, las inundaciones o el cambio climático son circunstancias que provocan un colapso económico en muchos hogares. En estas circunstancias aparece el trabajo infantil que no es “resultado de la pobreza extrema, sino de circunstancias que traen consigo la reducción de los ingresos familiares”, explica Joaquín Nieto.

La lucha contra el trabajo infantil no se limita a los países más pobres. La pérdida de empleo de un miembro adulto de la familia, las situaciones imprevistas relacionadas con la salud y otras situaciones adversas pueden reducir drásticamente los ingresos de los hogares e impulsar a los niños a abandonar la escuela y a ponerse a trabajar para contribuir a la economía familiar.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Podría gasera pagar hasta $30 mil por tirar escombro
Hallan un auto abandonado
En discusión, aumento de 3 pesos al pasaje de transporte público 
Percance en un coche termina en fuerte susto; se le salió la llanta
Camión de la ruta 12 atropella a un anciano
Derrapan dos vehículos y queda una persona herida
Apoyan regidora y diputado federal con lentes
Organiza Peñasquito primer Pabellón de Inversión Social
El español no es una lengua “extranjera”
Comerciantes quieren instalar el tianguis de Cuaresma
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra 20.99
Venta 21.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad