Saturday 10 de December de 2016

 Síndrome de Sísifo

Sergio García Castañeda      30 Jun 2014 21:40:14

A- A A+

Compartir:
En otras ocasiones para llegar a cuartos de final se nos regresaba la esperanza por un comportamiento mediocre del equipo mexicano; ahora la naturaleza humana suscitada por el error, las circunstancias y las condiciones complejas de la FIFA, nos repliegan la misma frustración.

De nueva cuenta la selección mexicana de futbol se vio condenada a la decisión absurda de un arbitraje que está vinculado a los intereses económicos del máximo organismo internacional.

Ya teníamos el balón puesto en la cima del mundial; se nos regresó a pesar del esfuerzo de un equipo que puso alma y espíritu para trascender con una actitud renovada, con un estilo y personalidad propia; no hay culpables de la derrota, todo es cuestión del azar y de la circunstancia.

Los mexicanos en las competencias internacionales somos “muy buenas gentes” nos complacemos en dar ventaja al adversario.

Esto lo hago notar relativo al tiempo que decretó el árbitro en los dos tiempos oficiales de 45 minutos de acuerdo a la Regla 7 del Reglamento de la FIFA.

Dicha regla establece: “el partido durará dos tiempos iguales de 45 minutos cada uno, salvo que por mutuo acuerdo entre el árbitro y los dos equipos participantes se convenga otra cosa”.

Así pues, esta disposición reglamentaria la aprovechó el equipo de Holanda para “negociar” dos periodos de descanso en los dos tiempos normales, debido a que no se acostumbraban a la humedad y al clima del escenario del juego. Se supone que las reglas se cumplen.

Sabemos que las circunstancias del clima favorecen a los equipos americanos, principalmente a aquellos países que están alrededor de Brasil. Por tanto esto no obligaba a México a ceder parte de esa circunstancia para favorecer en las estrategias del juego al adversario.

Toda vez que esta regla se reserva únicamente para partidos disputados por menores de 16 años, equipos femeninos, jugadores veteranos (mayores de 35 años) y, para jugadores discapacitados.

Por lo que sabemos no se reunían los elementos para constreñirse a esta regla.

Luego, entonces ¿por qué México tuvo que ceder ante una eventualidad natural para todos? ¿Por qué darles armas para que te ganen? No entiendo.

Los holandeses muy dignos utilizaron esta conjetura para romper el ritmo y la concentración del conjunto nacional mexicano; en el pecado llevamos la penitencia.

Un deporte como el futbol que despierta las pasiones de cualquier ser humano, que está expuesto a la condición existencial del hombre no puede estar a consideración de la ciencia para analizar y corregir las fallas de los arbitrajes, dejaría de ser fuente de símbolos nacionales.

México es un país donde el futbol es parte de su idiosincrasia nacional ya superamos el Sísifo de la mediocridad, nos falta superar el Sísifo de la ingenuidad.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad