Thursday 08 de December de 2016

Elenita y Punto Final 

Pablo Torres Corpus      29 Apr 2014 21:10:07

A- A A+

Compartir:
No me queda duda de que Elena Poniatowska es la escritora más popular de México, también creo que como muchos otros literatos es muy popular, pero poco leída.

Por eso creo que el culto y alabanzas a Elenita (como le dicen los cuates) se centra en su persona y no en su obra, por eso sus referencias más notables son de sus anécdotas y no de sus escritos.

Incluso los más sonados debates de sus textos no se han dado por el contenido, sino por lo que ocurre alrededor: por los pleitos entre escritores y acusaciones de plagio.

El que la señora Poniatowska sea más influyente y conocida que su obra ha convertido en suicidio criticarla como escritora. Cualquier observación a sus textos es tomada como agresión a su persona. Tal vez por esto Elena Poniatowska ha logrado sepultar las polémicas por plagio.

Parece que pocos recuerdan los agarrones públicos con Luis González de Alba que le reclamó a la “princesa roja” haber tergiversado sus testimonios publicados en Los días y los años para utilizarlos en La noche de Tlatelolco.

O la disputa con María Kodama, viuda de Jorge Luis Borges, por una entrevista alterada que obligó a sacar del mercado y reeditar el libro Borges y México. Tampoco que Elvira García la acuse de haber tomado párrafos de su libro Redonda soledad para publicarlos como propios en las Siete cabritas.
De estas y otras acusaciones de plagio o alteraciones parece que únicamente los afectados se han acordado o escrito.

Elena Poniatowska, al igual de Frida Kahlo, han sobresalido más por su personalidad, relaciones y activismo que por su obra.

Mientras que Sealtiel Alatriste perdió su trabajo como director de Difusión Cultural de la UNAM y renunció al Premio Xavier Villaurrutia por acusaciones de plagio y Alfredo Bryce Echenique recibió el premio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2012 en Perú y en ceremonia privada por un par de artículos recordando sus acusaciones de plagio, la “princesa roja” ha salido avante con el agregado que cualquier observación sobre su obra puede significar un reto o una afrenta.

Elena Poniatowska es una mujer importante, pero como periodista y a últimas fechas como activista o política por eso la defensa de su obra se hace con dogmas sobre su persona.

Por eso pareciera que la obra de Elena Poniatowska se lee poco y a Elena Poniatowska se la idolatra más.

Punto Final
Los adversarios son el pretexto para levantar puentes, los amigos son el motivo para cruzarlos.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad