Saturday 10 de December de 2016

Carranza en Sombrerete

Marco Antonio Flores Zavala      10 May 2014 19:26:24

A- A A+

Compartir:
Para don Enrique A. Rodríguez y los liberales Santos, todos amigos.

El primer jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza, estuvo en la ciudad de Sombrerete el 10 de mayo de 1914.

Acudió a la añeja ciudad minera para proponer una acción: la toma de Zacatecas.

Imaginemos al líder reconocido de la Revolución, hagámoslo con los relatos de Vicente Blasco Ibañez y Enrique Krauze: “Carranza fue un hombre empeñado en instaurar una imagen de estampa histórica”.

Siempre con lentes, el atuendo entre militar y civil: “sombrero estilo norteño de fieltro gris con alas anchas, chaquetín de gabardina sin insignias militares y con botones dorados de general del ejército, pantalón de montar, botas de charol o melazas, calzoneras abiertas de cuero de Saltillo”.

Pánfilo Natera fue el anfitrión en la reunión. Él era reconocido entre los suyos como general de brigada, jefe de la División del Centro y gobernador provisional del estado de Zacatecas.

Otros líderes presentes fueron los hermanos Arrieta, Domingo y Mariano. Ellos eran los hombres fuertes del constitucionalismo en Durango.

Los Arrieta no eran villistas. Natera tampoco lo era.

Carranza llegó del norte a Sombrerete. En marzo de 1914, pasó de Sonora a Chihuahua. Este estado fue su estancia principal, hasta julio de ese año.

Charles C. Cumberland, el historiador del constitucionalismo, relata que Carranza “nunca llegaba simplemente a una ciudad; siempre hacía entradas a caballo flanqueado por su estado mayor”.
Sombrerete era la sede de lo que denominaban gobierno provisional de Zacatecas.

Cuando los constitucionalistas zacatecanos se instalaron allí, en septiembre de 1913, se denominaban restauradores del orden o restauradores de la legalidad.

La autoridad con pretensiones de alcance estatal estaba integrada por la Secretaría de gobierno, la Dirección de Rentas y la Dirección de Instrucción primaria.

Carranza estuvo en Sombrerete para dialogar con Natera y los Arrieta. A los tres les planteó la toma de la capital del estado de Zacatecas. También prometió apoyo económico.

Cómo se propuso el asunto de la toma; asumamos que Carranza fue el de la voz. Con ademanes pausados, persuasorios y con la majestad de la autoridad hizo una propuesta que denota la forja de una lealtad en pos del triunfo del constitucionalismo.

Los interlocutores reconocían al primer jefe como el líder nacional de la rebelión antihuertista. Ellos se asumían como los brazos armados de ese movimiento, para sus entidades.

Los Arrieta y Natera no eran como Carranza. Aquellos eran parte de la gente que ingresó al espacio público en la rebelión maderista.

El coahuilense, en su hoja de vida, tiene el ejercer la presidencia municipal en Cuatro Ciénegas y la senaduría durante el régimen porfirista.

La propuesta de tomar la vetusta ciudad de Zacatecas fue aceptada por los Arrieta y Natera.
Entonces, los constitucionalistas zacatecanos entraron con plenitud al concierto de la estrategia carrancista: empujar militarmente la caída del gobierno de Victoriano Huerta.

Desde el domingo 10 de mayo de 1914 se proyectó: Zacatecas debería ser ocupada, tanto como lo serían las plazas del occidente y del oriente del país: Tepic, Tampico, Guadalajara, Monclova, Saltillo, Tuxpan... El punto final de esta carrera era la ciudad de México.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad