Saturday 10 de December de 2016

Chalchihuites, testigo de la enseña nacional

Mario Lazalde      2 Aug 2015 00:37:06

A- A A+

Compartir:
  • (Mario Lazalde) (Mario Lazalde)
  • Chalchihuites es declarado municipio libre en 1917. (Cortesía) Chalchihuites es declarado municipio libre en 1917. (Cortesía)
Imagen de


Antes de ser llamado Chalchihuites, el municipio llevó por nombre Villa del Real y Minas del Señor San Pedro de los Chalchihuites.

Este sitio es principalmente conocido por su zona arqueológica, monumentos coloniales, por su ceremonia de Semana Santa y sus santos mártires.

Es considerado un lugar mágico, donde nace la primavera y el sol da la vuelta.

La palabra Chalchihuites es de origen náhuatl y quiere decir esmeralda o piedra preciosa.

Su historia
En busca del paraíso, al creer firmemente que eran un pueblo escogido, tribus nahuas iniciaron su marcha para encontrar la gran señal de su tierra prometida: el águila al pie de un nopal devorando una serpiente.

Así, encontraron esta tierra Chalchihuitl y  fundaron una gran  ciudad que después se convertiría en un gran centro ceremonial y astronómico, que al ser descubierto en octubre de 1908 por Manuel Gamio, recibe el nombre de Alta Vista.

En este sitio quedó grabada, como en ningún otro lugar arqueológico, el águila devorando a una serpiente, y es el único antecedente del Escudo Nacional.

Existen dos fechas que datan la fundación de Chalchihuites.

El 29 de junio de 1556 este pueblo fue encontrado por Martin Pérez de Uranza, capitán vasco, rico acaudalado y ferviente católico, quien le dio el nombre de la Villa del Real y Minas del Señor San Pedro de los Chalchihuites.

Esta fecha podría ser la real, ya que los conquistadores nombraban un poblado según el santo del que era día.

La otra teoría estima que fue descubierto el 15 de octubre de 1556, por el mismo español.

En 1956, al celebrar el cuarto centenario de la fundación,  las autoridades decretaron  que la fecha de fundación fue el 15 de octubre de 1556 y que en lo sucesivo solo se denominaría Chalchihuites.

Para 1591, y tras las constantes pugnas que existían entre las tribus que habitaban la región, tonaltecas, tlaxcaltecas,  zacatecos y los residentes de la corona firmaron una tregua de paz en lo que hoy es el barrio de la Concordia, y se “borraron” sus caras con harina de maíz en señal de que no habría diferencias entre ellos.

Este acontecimiento lo recordamos el martes de carnaval de cada año.

En 1562, Chalchihuites recibió un regalo excepcional, donado por el rey de España Felipe II.

Se trata de una escultura de Cristo Difunto, hecha de madera de palo santo, que le fue regalada por el Papa Paulo IV, por sus grandes victorias.

“Por todo cuanto me fue conferido por los habitantes de la Villa del Real y Minas del Señor San Pedro de los Chalchihuites, es de mi merced donar esta escultura y ordeno que se dote y funde mi orden militar de Caballeros de Santiago de la Espada para que cuiden y custodien desde este momento hasta la posteridad a mi amado Cristo Difunto”, cita el documento de donación.

Con el devenir de los años, el poblado adquirió un gran auge minero y un desarrollo impresionante para su época.

La tradición oral indica que en marzo de aproximadamente 1800, un grupo de hombres llegaron a caballo a la región preguntando el camino para llegar a la Villa Real de Chalchihuites.

Uno se presentó como Víctor; tenía voz de mando y era acompañado por 10 hombres más.

Otro era José María, contaba Francisco Chávez Pérez, de 102 años, quien sabía este relato por su  bisabuelo Fermín Chávez.

Es hasta 200 años después, que con investigaciones se han encontrado datos que apuntan a que este relato es verídico.

Datos de cronistas como José Trejo Reyes, de Morelos, y Margarita Bustos, de Sombrerete, sustentan los míos, ya que hay algunos que narran  que el 18 de marzo de 1811,  Víctor Rosales estuvo en Chalchihuites y otros documentos establecen que dos días antes estuvo en Sombrerete.

Por la cercanía, quizá no solo  buscaban caballos, carretas y hombres, sino también apoyos económicos, pues las minas aportaban buenos recursos a la gente.

Para 1926, Chalchihuites se vio inmerso en otro movimiento, ahora en defensa de la libertad religiosa.

En una movilización pacífica se crea la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa en México, cuyo presidente era Manuel Morales Cervantes y entre sus colaboradores más cercanos se encontraban Salvador Lara Puente y David Roldán Lara.

Ellos fueron sacrificados en aras de su fe junto con su párroco, Luis Amado Bátiz Sáenz, en el lugar conocido como Puerto de Santa Teresa, el 15 de Agosto de 1926.

Fueron declarados santos para la Iglesia Universal por el Papa Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro de Roma, el 21 de mayo del 2000.

Ubicación

Visita obligada


Una riqueza invaluable ofrece la zona arqueológica de Alta Vista, que está sobre un lomerío que domina parte del valle del Río Colorado. Es un lugar mágico para recibir la primavera, pues es posible contemplar el equinoccio. Es uno de los sitios más importantes del México antiguo. Tiene un museo que muestra la forma de vida de los primeros pobladores de la región. (Imagen)


El que fuera el Panteón Español está en el barrio la Concordia. Su construcción es de adobe. Funcionó hasta 1945, cuando abrió el nuevo panteón. En este espacio se han encontrado tumbas de 1845 y de familias destacadas. (Imagen)


En el Balneario El Vergel hay aguas termales. Tiene cuatro albercas; se encuentra proximadamente a 10 kilómetros de la cabecera municipal. (Imagen)


La Exhacienda de Dolores, también conocida como Las Marinas, se encuentra a 45 minutos de la cabecera, rumbo a Jiménez del Teúl. Estar cerca a la sierra le da una singular vista y un espacio único. Tiene dos presas. (Imagen)


En el Puerto de Santa Teresa fueron sacrificados cuatro santos en 1926. Es un lugar muy visitado desde agosto de 1931, dándole el nombre de Santos Lugares. (Imagen)

El Chapín es una meseta a 27 kilómetros al sureste de Alta Vista. Tiene petoglíficos circulares y cruciformes semejantes a los encontrados en Teotihuacán. Se sabe que fue un fuerte de los principales novohispanos.

Ciudadanos Ilustres

San Luis Batiz Sáenz: Nace en San Miguel del Mezquital, en 1870. En 1894 se ordena sacerdote y desde entonces es director espiritual del seminario y párroco de Chalchihuites, hasta su muerte.

Con mucha dedicación impulsa la Acción Católica, funda un taller de obreros católicos y una escuela para niños.

Por la noche daba catecismo a los adultos.

En 1926, luego de celebrarse una junta de la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa  antes del cierre de las iglesias, denuncian que supuestamente el padre preparaba un levantamiento armado para el 15 de agosto. Soldados lo apresan y camino a Zacatecas lo bajan del automóvil y fusilan, junto a otros tres compañeros.

San Manuel Morales: Nace en 1898 en Mesillas,  Sombrerete. Desde muy niño reside en Chalchihuites. Trabaja como dependiente en una tienda del Señor Jesús Hidalgo, gozando ahí de la estimación de la gente del pueblo por la atención y amabilidad que siempre manifestó.

En 1921 contrae matrimonio con la maestra Consuelo Loera, con quien tiene tres hijos.

Como presidente de la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa, fundada en Chalchihuites en junio de 1925, las autoridades malinterpretan un discurso dado en la plaza de toros del municipio. Es por ello que  lo apresan y fusilan, junto al padre Bátiz y otros dos jóvenes.

Salvador Lara Puente: Oriundo Berlín, Durango, nace en 1905.

Es alumno del Seminario de Durango, pero lo deja por problemas económicos; sin embargo, sigue al servicio de la Iglesia. Además de su trabajo como empleado de confianza en la mina El Conjuro, ayudaba al párroco de Chalchihuites en su labor pastoral.

Cuando estalla la revuelta cristera se convierte en secretario de la Liga y presidente de la Acción Católica Juvenil Mexicana (ACJM). Al enterarse de la aprehensión del padre Bátiz, se une a sus compañeros para deliberar la forma de salvarlo.

Estando reunidos, llegan los militares y se lo llevan preso, tras hacerse pasar por Manuel Morales, a quien buscaban.


A Salvador le toca viajar junto a David Roldán en un carro que supuestamente los conduciría a Zacatecas; pero son fusilados en el Puerto de Santa Teresa.

San David Roldán: Nace en Chalchihuites en 1907.  A los 19 años  es fusilado el padre Luis.

Aunque abandona sus estudios en el Seminario de Durango, debido a dificultades económicas, no se aparta de la fe cristiana.

Pertenece a la ACJM y en 1925 es nombrado presidente de la misma; luego, es designado vicepresidente de la Liga.

Pese a que pregonaban un “no” a la violencia, es acusado falsamente, junto con el cura, de incitar a levantarse en armas.

El 15 de agosto de 1926, David muere como sus compañeros.

El personaje


Desde niño le gustó seguir a Dios. (Cortesía de Mario Lizalde)

Jesús Domínguez Reyes: No hay palabras exactas que logren expresar el momento preciso en que alguien se convierte en especial…

La aurora del 6 de enero de 1926 resplandeció con mayor furor para la familia Domínguez Reyes, con la llegada de su segundo hijo, Jesús.

Desde niño mostró un gran respeto y amor por las cosas de Dios.  Le gustaba leer y prepararse en el conocimiento académico y en el de Dios, ya que tuvo que dedicarse al campo.

Desde niño perteneció a los grupos de vanguardias de la Acción Católica de la Juventud Mexicana, donde desempeñó importantes cargos.

A los 35 años se casó con María Romero Galván.

En 1972 fue invitado por el presbítero Nicolás Nevares Lechuga para ser enviado como ministro extraordinario de la palabra y la eucaristía.

Después de meditarlo, consideró que era una invitación de Dios, así que aceptó y fue capacitado.

En este servicio, que por más de 40 años pudo desempeñar, el Señor le dio muchas satisfacciones, como dar la sagrada comunión a su esposa y a otros enfermos de la cabecera municipal. El poder celebrar con su pueblo la Paraliturgia, en ausencia de su párroco y exponer y reservar al Santísimo Sacramento en las horas santas son momentos que siempre ha  guardado en su corazón.

Ahora a sus 88 años, la gente lo recuerda con cariño por su entrega a Dios y espíruto de servicio. Todos los que lo conocemos y pudimos compartir con él la alegría de la fe, lo llevaremos siempre en nuestro recuerdo como un “hombre lleno de Dios”.

Leyenda

El cortejo fúnebre
Así lo cuenta la gente. En una madrugada, dos alegres amigos disfrutaban de las delicias del licor.

Miguel y Luis se dirigieron al Jardín Hidalgo y se quedaron al frente, en la esquina poniente de la calle Hidalgo y 5 de mayo.

El reloj público marcó las 2 de la mañana y  divisaron una luz que subía por la 5 de Mayo.

Vieron un vehículo antiguo que se paró frente al Colegio Ignacio Valdespino. De él bajó un hombre y una mujer que vestían finamente. Ambos entraron al colegio.  Los amigos se quedaron atónitos al ver que salía un cortejo fúnebre.

De la calle Zaragoza salió una carreta antigua y se colocó frente al colegio; subieron ahí al féretro y comenzó la procesión hasta el templo.  En la iglesia vieron cuando bajaron el féretro. De pronto, la carreta inició su marcha y dando vuelta en el jardín, los amigos se escondieron atrás del puesto de Nacho.

Ahí se detuvo y alguien bajó de ella y se dirigió por donde estaban. Al sentir que iban por ellos, dieron vuelta por el lado contrario y solo se encontraron con una calle vacía y en completo silencio.     

Festividades


Cristo es representado por un hombre en burro. (Cortesía de Mario Lizalde)

Desde 1748, aproximadamente, persiste una tradición 100% religiosa.

Se trata de una representación iniciada por padres franciscanos, que vivían en Chalchihuites hace cientos de años, a fin de hacer comprender a los pobladores la Pasión de Cristo.

Por ello, cada Semana Santa es un acontecimiento capaz de transformar temporalmente la vida social de los fieles católicos de la región.

Las actividades inician con el Martes de Carnestolendas o Martes de Carnaval. 

Es el día del tradicional Baile de las Banderas, recordando a los pobladores que a partir del día siguiente, Miércoles de Ceniza, comienza la Cuaresma, tiempo de recogimiento, abstinencia y ayunos.

Así comienza los tradicionales vía crucis de Cuaresma, que se realizan cada viernes por la tarde.

Inician en la parroquia para terminar en la capilla de cada barrio de la cabecera municipal.

Cada viernes está dedicado a un pasaje de la vida pública de Cristo, como el  viernes del buen samaritano, el de Lázaro y el  de  la pasión.

El Domingo de Ramos comienza con la bendición de los ramos en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en el cual participan alrededor de unas mil personas, para luego trasladarse a la parroquia en procesión.

El contingente es encabezado por un personaje que representa a Jesús, montado en un burrito; Los Moraditos, que representan a los apóstoles y un grupo de niñas que tiran pétalos al paso de Cristo.

Al llegar al templo se celebra la misa, que es la más larga del año, porque en ella se lee toda la Pasión de Cristo.

Platillos típicos

Los más representativos: Existe una gran variedad de platillos típicos, algunos datan de la época prehispánica.

Entre ellos están las gorditas de maíz colorado, de maíz nuevo,  de cuajada, condoches de cebo solos y rellenos, barbacoa de hoyo, sopa de elote, cuales, ponteduro, pipitorias, chapetiadas, asado de boda, y la tradicional capirotada de Cuaresma,  los piripitonches, y una gran variedad de pal dulce.

De este grupo se puede mencionar  las campechanas, los chamucos, los elotitos, los cortadillos, los cochinitos, las cocadas.

Además están los típicos dulces de leche o jamoncillos.

Edificios históricos


Templo de Nuestra Señora de las Aguas

Está en el barrio de Jalisco. Su edificación inició en 1898, siendo el maestro albañil Sebastián Dueñes. Aquí se venera la imagen de Cristo Difunto, conocida como el Santo Entierro, donada por el rey Felipe II en 1562. (Imagen)


Parroquia de San Pedro Apóstol
Su construcción se lleva más de 20 años. En 1897, el arzobispo de Durango, Santiago Zubiría y Manzanera, hace la consagración del templo. En 1966, el recinto es declarado Basílica Menor del Señor San Pedro de los Chalchihuites. (Cortesía)


Presidencia municipal
El edificio es construido de  1880 a 1888. En 1973, el alcalde Manuel Rosales Salas manda traer los arcos de la Exhacienda de Bocas, de Gualterio, y se colocan afuera. (Cortesía)


Santuario de la Virgen de Guadalupe
Está en pie desde 1840. Fue denominado templo de la Sagrada Familia y de los Dulces Nombres. En 1874 es dedicado a Santa Ana y en 1910 a la Virgen de Guadalupe. (Imagen)


Mercado municipal
De 1900 a 1907 fue su edificación, atribuida a Juan Monreal.  Francisco Acosta realizó el diseño, que atiende a un calendario lunar por tener 28 arcos alrededor, marcar las cuatro estaciones y 12 meses del año. Los arcos interiores coinciden con los cuatro puntos cardinales a la perfección con el norte magnético de una brújula. (Imagen)




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar


Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad