Friday 09 de December de 2016
»En varios casos no se acredita la procedencia del material a vender 

Chatarreras, sin normas para compra de metal

Redacción      10 Feb 2014 21:10:06

A- A A+

Compartir:
  • (César Chacón) (César Chacón)
  • Las chatarreras se han convertido en un gran negocio para varios ladrones. (César Chacón) Las chatarreras se han convertido en un gran negocio para varios ladrones. (César Chacón)
Imagen de


Para varias chatarreras, no importa el origen del metal que compran, solo que el material tenga condiciones aceptables.

En un recorrido de Imagen por varios depósitos de chatarra, se constató que las personas venden los metales libremente, sin que se les cuestione la procedencia, por lo que estos lugares suelen ser cementerios de artículos robados que los ladrones transforman en dinero.

Solo en uno de los depósitos del municipio de Guadalupe el dueño solicita que los vendedores de cobre muestren su credencial de elector y se genera un registro, medida aplicada para inhibir el robo de tuberías y cableados.

Sin embargo, en estos depósitos lo que importa son las condiciones físicas del cobre: si el cable fue pelado con cuchillo tiene un valor adicional de 5 pesos y se le denomina “de primera”, el cual tiene un valor comercial de entre 70 y 75 pesos. El de segunda son tubos, piezas quebradas y el alambre quemado para quitarle el aislante; este metal tiene un precio de compra entre 65 y 70 pesos.

Políticas de compra
Los dueños de las chatarreras no cuestionan el origen del metal, pues dicen que es muy difícil detectar el cable robado, pero no aceptan cable de Telmex ni metales de las vías de tren.

Además, no pueden comprar medidores de agua enteros porque se hacen acreedores a sanciones, aunque los adquieren cuando están destrozados o en pedazos. También para evitar la compra de vehículos robados, los dueños de los lotes piden la factura de la unidad con una copia de la credencial de elector del propietario y se pagan 2.2 pesos por cada kilogramo de chatarra.

Regulan en Fresnillo
Para evitar adquirir material robado, dos chatarreras en El Mineral exigen credencial de elector.

La empresa Reciclajes El Pillo, a donde acuden diariamente más de 100 pepenadores, se ubica rumbo a la salida a Valparaíso y para evitar problemas, piden siempre credencial a sus clientes.

Mario López, encargado del negocio, enfatizó que las medidas de seguridad se incrementaron debido a la alerta de robos en localidades. Para comprar cobre o bronce se requiere la identificación del vendedor.

Asimismo, para evitar la compra de posible material robado, la empresa no compra cables que fueron quemados, tuberías de cobre, medidores de luz o agua ni transformadores de pozo. Incluso se contrató a una persona para inspeccionar lo que se lleva a vender, “cuando nos traen cable de la CFE o Telmex es fácil de identificar, ya que está más delgado y se enreda con mucha facilidad”.

El encargado de otra chatarrera, ubicada a la salida a Durango, dijo que para evitar comprar material robado ofrecía pagarlo a bajo costo “y las personas mejor se iban”. Al igual que en El Pillo, también piden identificación para la compra de materiales.

Presa de ladrones
En el último año varias comunidades de Fresnillo sufrieron diversos robos a tubería de agua potable, instalaciones eléctricas en pozos y robos de implementos agrícolas. El comisariado ejidal de la comunidad El Mezquite, Carlos Arellano Rivera, dijo que en el 2013 se registraron 20 robos, entre ellos a maquinaria hidráulica, cables de teléfono, luz y redes de abastecimiento de cobre.

Expresó que los robos se han registrado por la noche y han afectado algunos ejidos de la localidad, ya que roban implementos agrícolas, bombas hidráulicas o el cableado de máquinas agrícolas.

Asimismo, la expresidenta de Participación Social de la comunidad Montemariana, Teresa Guerrero, comentó que en el 2013 en su localidad mínimo se registraron 20 robos a baterías de auto, estéreos e implementos agrícolas, incluso cable de teléfono.

Aunque no cuantificó el número de robos, la expresidenta de participación social de Colonia La Luz, Sara de la Rosa, expuso que se han registrado diversos robos en la localidad, que abarcan bombas hidráulicas, implementos agrícolas, baterías, entre otros.


Además, en San Pablo de Rancho Grande se han presentado siete robos, informó Francisco Esparza, exdelegado de la comunidad. Destacó el robo de cable de luz para conectar bombas hidráulicas y de implementos agrícolas.

Más daños
En el 2013 la Secretaría de Infraestructura, División Caminos, rehabilitó 500 kilómetros de señalamientos que fueron robados. Samuel Córdova, titular del área en El Mineral, explicó que cualquier tipo de señalamiento tiene un costo de entre mil 800 a 2 mil pesos, “para que la gente lo quite y lo venda hasta por 100 pesos en el kilo de fierro”, expresó.

Estimó que en todos los caminos de las 258 comunidades de Fresnillo se han presentado robos, incluso existen hurtos de señalamientos en los tramos Fresnillo-Plateros, a la salida a Valparaíso, Jerez y Durango. Al respecto, en la agencia del Ministerio Público número tres se han denunciado solo seis robos, entre los cuales destaca el hurto de cables eléctricos, transformadores y bombas hidráulicas.

Robos, “por necesidad”
En Tlaltenango, la venta de chatarra es muy común, pues algunos lo hacen por necesidad y algunos más por maldad. La compra-venta más frecuente es la de latas u ollas de aluminio, plástico y fierro viejo; en todos no ofrecen más de 20 pesos el kilogramo.

Las autopartes son mejor pagadas, pero en las dos chatarreras solicitan documentos.

El cobre es otro material muy aceptado, el problema es que suele ser hurtado de los hogares. Ante esta problemática, ninguna chatarrera pide información de su procedencia debido a que es un material más comercial.

El director de Seguridad Pública, Antonio Valdez, dijo que han disminuido las denuncias a la policía municipal por robo de cobre, aunque consideró que la población ya conoce que esa denuncia se hace ante el Ministerio Público.

El oficial mayor, Fabián Márquez, dijo que el municipio tiene conocimiento de cuatro chatarreras, pero no se lleva un control, por lo que ya se analiza.

Demandan aluminio
En Sombrerete, el aluminio es un material muy solicitado en chatarreras. Empleados de estos sitios comentaron que dicho metal ha desplazado al cobre, bronce y fierro. En este municipio hay cuatro chatarreras.

El kilo de aluminio se paga a 17 pesos como referencia; el de cobre varía según la calidad, aunque oscila en 86 pesos, al igual que el bronce, pero para este metal se tendrá que presentar limpio para ser procesado.

Con respecto al fierro, normalmente en las chatarreras se comercializa por los desechos de autos y se paga por unidad, según el peso que resulte. No obstante, no exigen ningún comprobante que acredite la propiedad del metal que adquieren.

Además, precisaron que piden comprobante de propiedad y número de serie de los autos que llevan a vender.

Con información de Alejandro Román, Carlos León, César González y Jesús Hernández
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Al tiempo
Retrocracia
Sale el primer trailer de Spider-Man: Homecoming
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.45
Venta 20.95
€uro
Compra 21.57
Venta 22.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad