Monday 05 de December de 2016

 La vida frente a la muerte 

José Manuel Félix Chacón      29 Oct 2013 21:07:07

A- A A+

Compartir:
Cada año el día 2 de noviembre celebramos el Día de los Fieles Difuntos. La realidad de la muerte está presente en nuestra vida, cada momento. Para muchas personas la muerte es un tabú, cada cultura trata de darle su propia interpretación y así, para nuestra cultura, la muerte es oportunidad para reír, pero en el fondo es un cierto miedo; por otro lado, estamos viendo la muerte como un espectáculo, en la televisión, en los accidentes. Vemos a muchas personas que disfrutan viendo una y otra vez las imágenes donde hay personas que mueren.

Para los católicos, la muerte forma parte de la vida; no es una ruptura especialmente importante. La muerte como tal sería el fin, el termino, el fracaso. Para nosotros, la muerte es el paso a la verdadera vida; el católico confía que Jesús dio su vida por nosotros, para que nosotros tengamos vida e abundancia. Nosotros creemos que Jesús dio la vida por nosotros, para que nosotros tengamos vida eterna. Con serenidad, con confianza. Para nosotros la muerte no es "nada del otro mundo". Nos fijamos en Jesús cuando vio que su muerte se aproximaba y tratamos de tener sus mismas actitudes y su confianza en el Padre Dios.

"Adelantándose unos pasos, se inclinó hasta el suelo y oró diciendo: Padre mío, si es posible, líbrame de esta copa de amargura; pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú." (Mateo 26, 39)
Hay que aprender a aceptar la muerte como algo que forma parte de la vida. Esto se logra poco a poco, fiándonos de Dios, poniendo en Él nuestra confianza. Los cristianos sabemos que todo no acaba con la muerte. Sabemos que el amor es más fuerte que la muerte.

Cuando muere una persona que queremos, nuestro amor hacia ella permanece intacto y, aunque pasen los años, el amor no muere nunca. Si hemos amado a Jesús con toda nuestra vida y con todo nuestro corazón, podemos decir con el apóstol san Pablo lo siguiente.

"Porque para mí la vida es Cristo y la muerte, ganancia. Pero si viviendo en este cuerpo puedo seguir trabajando para bien de la causa del Señor, entonces no sé qué escoger. Me es difícil decidirme por una de las dos cosas: por un lado, quisiera morir para ir a estar con Cristo, pues eso sería mucho mejor para mí; pero por otro lado, es más necesario por causa de ustedes que siga viviendo." (Filipenses 1, 21-24).

Nosotros, los cristianos, no creemos en la reencarnación, creemos más bien en la resurrección. Es importante cada día prepararnos al momento de la muerte. Los cristianos católicos creemos que al final de los tiempos resucitaremos todos. Creemos que del mismo modo que Cristo ha resucitado verdaderamente de entre los muertos y vive para siempre, igualmente los justos después de su muerte vivirán para siempre con Cristo resucitado y que Él los resucitará en el último día.

¿Qué es resucitar? No es volver de nuevo a esta vida material. En la muerte, separación del alma y del cuerpo, el cuerpo de la persona cae en la corrupción, mientras que su alma va al encuentro con Dios, en espera de reunirse con su cuerpo glorificado.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Gana Judit  
Los chicos malos de Chayo 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.67
Venta 21.17
€uro
Compra 21.81
Venta 22.31

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad