Tuesday 06 de December de 2016
»El taxista avanza con los revolucionarios  

Contra Argumedo 

Redacción      14 Jun 2014 23:21:20

A- A A+

Compartir:
(César Navarrete )
(César Navarrete )
El taxista fue detenido, junto con sus acompañantes, por un grupo de revolucionarios.
Ramitos fue asesinado al negarse a decir la ubicación del general Benjamín Argumedo y contestar en tono grosero.

El chofer usó a su favor la amabilidad y sus conocimientos para manejar y reparar el auto.

“El asistente de Nicolás Fernández, un muchacho de unos 25 años, se hizo cargo de mi custodia de conformidad con las órdenes del primero; es decir, cuidarme las manos, los pies, para que no me fuera y atender las heridas que me hicieron en la cabeza las culatas de las máuseres y por las que me desangraba a más no poder.

“Me curaron a su modo, empezando por cortarme el cabello con burdas tijeras y, en seguida, ya al descubierto las aberturas en el cráneo, se dieron a exprimir sendos algodones impregnados de alcohol puro, colocándolos después encima de cada herida y vendándome con un sucio y dudoso hilacho toda la cabeza.

“La sangre se restañó, pero la verdad es que faltó para que me diera una erizipela debido a la irritación provocada por el alcohol en la carne viva que me provocó fiebre.

“Sin embargo, esto era lo de menos y poco me importaba el sufrimiento físico, lo que más me agobiaba era la duda de si al fin me matarían o no, pero por mi buena estrella el villista que me tenía a su cargo se mostró comunicativo y al parecer no le caí tan mal, porque empezó a platicar conmigo del desastre de Zacatecas y de que muy pronto estarían en la capital de la República, donde se pensaba tomar prisionero a Victoriano Huerta en persona, al que colgarían en la Plaza de Armas, después de cortarle la lengua, según promesa del general Villa.

“Parte de la gente de Fernández había desmontado de sus cabalgaduras y se dedicaba a hacer lumbre para calentar su bastimento, que consistía en tortillas de harina duras, trozos de carne seca y otras muchas cosas fáciles de cocinar rápidamente.

“A una de estas hogueras se acercó mi custodio y ocasional amigo y sin pedir permiso a su dueño, colocó en las brazas unos trozos de carne en tasajo que antes había extraído de un morral que colgaba de la cabeza de la silla de su cabalgadura.

“Cuando estuvieron lo bastante asados, nos pusimos a comer esto sentados en unas piedras que arrimamos como los demás, haciendo rueda alrededor de la lumbre.       .

“Una hora después, en el círculo de mis amigos que había aumentado, ya que todos nos pusimos a charlar olvidadando ellos y yo que poco tiempo antes éramos enemigos jurados y que por obra y gracia de ser yo chofer del automóvil de Argumedo, ahora en poder de ellos, me había salvado de que me dieran muerte, lo mismo que al valeroso teniete Ramitos, en la horrible forma de ‘buscar escobas’.

“A eso de las 4 de la tarde se dio la orden de marchar y todo el mundo apretando la montura de sus caballos, que habían aflojado par darles algún descanso, volvieron a montar listos para continuar la jornada.

“Entonces volvió a aparecer Nicolás Fernández, el que personalmente ordenó que a mi Prothos se le cargara con todo el dinero que llevaba la columna de su mando, unas 10 o 12 talegas de pesos, sus cobijas, almohadas y otros cachivaches de su pertenecía y que escoltado por un amigo a bordo y 10 jinetes a nuestro seguimiento, pegaditos a nuestra espalda, emprendimos el camino tomando el mismo derrotero que antes traíamos nosotros; es decir, hacia Salinas.  

“Mi amigo, el joven villista que me cuidaba las manos, los pies y todo lo cuidable, resultó ser un mozalbete de una sencillez rayada en inocencia y de esta manera empezó a decirme que el dinero que traíamos a bordo se lo había dado Villa personalmente a Fernández en Zacatecas y que este dinero había sido transportado a bordo de dos caballos, pero que éstos se habían cansando y que era esa la causa por la que lo llevábamos nosotros; que íbamos a pelear contra Argumedo en Salinas y que traían instrucciones apremiantes de apoderarse de esa plaza a como diera lugar.    

“Caminábamos en la retaguardia de la columna, muy despacio, ya que teníamos que seguirle los pasos a la caballería, de suerte que el tiempo volaba y era poco lo que avanzábamos.

“A eso de las 7 de la noche, ya cuando empezaba a meterse el sol, detrás de los cerros cercanos mi Prothos se paró en seco. 

“‘¿Qué pasó?, me dijo mi custodio. Quien sabe, voy a ver, contesté.

“Rápidamente bajé del asiento y lo primero que se me ocurrió ver fue el tanque de la gasolina. Estaba seco.

“‘Se nos acabó la gasolina, dije, no hay qué apurarse’. Efectivamente, pronto vaciamos hasta dos latas de una de las cajas que llevábamos a bordo y hecho esto pretendí poner a funcionar la máquina, pero por más vueltas y revueltas que le día la manivela, nada que quería andar el maldito automóvil. “Revisé el encendido, el carburador, todo estaba en perfectas condiciones. 

"Quité las bujías, dos o tres veces revise el magneto, los platinos, en fin todo lo revisable, y nada.

“La tubería de la gasolina estaba perfectamente, el carburador por enésima vez lo revisaba y estaba bien, todo en orden.

“En estas fatigas estaba, al grado de que mi cabeza vendada y herida estaba a punto de reventar, cuando uno de los que nos escoltaban, a quien llamaban Coronel, acercando su caballo hasta mí, dijo: ‘Voy a que es pura maña de usted amiguito’”...  

Continuará...




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
Asesinan a un vendedor de nieves en la San Marcos
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
México, por debajo del promedio mundial en educación: PISA
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
México ‘debería seguir el ejemplo de Trump, potenciar a la nación’: El Bronco
Se viraliza cuando Luis Miguel desairó a Thalía
Ciudadanos 
Interjet se sube a los XV años de Rubí; ofrece descuento del 30%
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.92
Venta 22.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad