Monday 05 de December de 2016

Cuando el dinero se enterraba para huir de la Revolución 

Javier Torres Valdez      1 Jan 2014 22:00:41

A- A A+

Compartir:
En nuestro pueblo de Jerez existe la costumbre de hablar mal de prójimo, sobretodo si dicho prójimo ha tenido éxito en alguna actividad de su vida, que le haya producido buenos dividendos.

Cuando a un paisano se le empieza a ver buen auto o camioneta, buena ropa o adquiere el gusto por tomarse de vez en cuando un buen vino, de inmediato surgen los comentarios: Se halló una “relación”, o se encontró un entierro, es obvio mencionar que se habla de un entierro de monedas de oro.

Puede surgir otro comentario que habla de lavado de dinero y/o hasta de venta de sicotrópicos, en ambos casos esos comentarios son el reflejo de la envidia que surge en las mentes de aquellos que no tuvieron ni la suficiente decisión, ni la constancia necesaria para trabajar sin descanso.

Pero la cosa no para ahí, cuando a una persona destaca por su tenacidad en el trabajo, luego se dice: Mira ese pobre, trabaja como burro, pero ni siquiera sabe para qué es el dinero, nunca sale, nunca se divierte y nunca descansa, ha de pensar que los billetes que gane se los van a echar en la caja cuando se muera.

La verdad es que esa costumbre existe entre los gitanos, pero nunca en los gentiles, como dirían los hispanos.

Hace varias décadas, Jerez era visitado por diversos grupos de gitanos o “húngaros”, como por costumbre les dicen por aquí, cierto día el jefe de una tribu murió en el pueblo y después de la ceremonia fúnebre, según sus tradiciones, aquel gitano fue sepultado en el Panteón de Dolores, los gitanos prepararon su tumba, que en la parte inferior tenía una plancha de gruesas varillas y concreto, los costados en igual forma y la parte superior luego de depositar el féretro tenía una exagerada cantidad de concreto y piedra.

Esa tumba fue vigilada por cerca de dos semanas hasta que tuvieron la seguridad de que no sería profanada.

Quienes pudieron darse cuenta de aquella sepultura, pensaron que todo se debía a la tradición de los gitanos, aunque la realidad es otra.

Se cuenta que los gitanos tienen la costumbre de acompañar el cuerpo del difunto, con todos los valores que quepan en el féretro, así que con ellos se van anillos, cadenas, monedas de oro, piedras y hasta billetes, se dice que esa tradición se guarda escrupulosamente, pues nadie debe gozar de las propiedades de otro.

Los antiguos jerezanos para salvar la vida enterraban sus riquezas, las viejas casonas de Jerez, quizá todavía guarden el dinero de aquellos hacendados o comerciantes que huyeron de la región cuando la revolución maderista y cuando la revolución cristera.

Cargar en aquellas fechas con monedas de oro y plata era una sentencia de muerte, por ello fueron numerosos los entierros en corrales, tapias, aljibes y hasta en excusados de pozos.

Algunos pocos, quizá fueron encontrados otros jamás lo serán, pero todavía hay quien cree que en las viejas casonas existen prendas de metales preciosos.

Algunas personas que conocieron al general Anacleto López Morales, cuentan que entre sus pertenencias existía un cofre repleto de monedas de oro, con fecha de principios de siglo, cuando este personaje enfermó de gravedad, sus cosas de mayor valor desaparecieron y desde entonces, aunque se han hecho muchos esfuerzos por encontrarlas nadie ha podido, aunque en la Hacienda de Víboras, aseguran que están en alguna hueco de uno de los cerros colindantes a la ranchería de El Cuidado, donde tal vez el general, tuvo mucho cuidado de ocultarlas, para que nadie las encontrara.

En pláticas familiares todavía se mencionan los nombres de varios jerezanos, unos fallecidos y otros vivos, que han encontrado monedas, pero nuestro respeto es mayor que el deseo de publicar sus nombres, pues con ello nada se ganaría.

Será mejor que sus nombres queden entre las leyendas, solo que dichas leyendas, caen en manos de gentes extrañas a la región que se suelen improvisar como guías de turistas, contando una sarta de barbaridades e incoherencias, en donde inclusive, faltan al respeto a personas vivas y muertas.





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Gana Judit  
Los chicos malos de Chayo 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.67
Venta 21.17
€uro
Compra 21.81
Venta 22.31

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad