Saturday 10 de December de 2016

Dar de sí antes de pensar en sí

Raúl Muñoz del Cojo      18 Jul 2014 21:20:10

A- A A+

Compartir:
Desde que era niño he tenido la oportunidad de escuchar la frase con la que titulo mi columna o uno de los códigos de ética más populares en el mundo: la prueba cuádruple, pensada por Hebert J. Taylor en 1932.

En ese entonces le pidieron que asumiera el mando de la empresa Aluminium Company, en Chicago, que estaba al borde de la bancarrota, y buscó la forma de salvar esta empresa hundida en una depresión por motivos financieros.

Comentaba Taylor: “Trabajaba sobre mi escritorio, apoyé mi cabeza en mis manos y reflexioné unos instantes; volteé hacia arriba y tomé una tarjeta de papel en blanco y luego escribí las palabras que me fueron brotando”.

La prueba cuádruple consiste en reflexionar sobre lo que se piensa, se dice o se hace en cuatro preguntas: ¿Es la verdad?, ¿es equitativo para todos los interesados?, ¿creará buena voluntad y mejores amistades?, ¿será benéfico para todos los interesados?

Bajo este código de ética, creado para todos los empleados de la empresa en todas las actividades que realizaban, sacó adelante el ente económico que un día estuvo casi hundido en el tema financiero. Esta prueba fue adoptada como disciplina de ventas, producción, publicidad y toda clase de interacción entre clientes y proveedores.

Esta prueba, a la vez, fue adoptada por Rotary International en enero de 1943 y desde esa fecha ha sido traducida a más de 100 idiomas e impresa en miles de formas. El mensaje debe ser conocido y aplicado por todo Rotario.

Ya sé que a estas alturas se preguntará qué tiene que ver esta introducción con los temas turísticos que siempre escribo, pero por esta única ocasión, este espacio rendirá homenaje a una institución en Fresnillo que acaba de cumplir 70 años y nos ha brindado un servicio altruista muy meritorio a la comunidad de una manera excepcional. Creo que con este preámbulo no necesito decirle que le hablo del Club Rotario de Fresnillo.

Corría el tercer trimestre de 1943 cuando se constituyó el Club Rotario de Fresnillo con prominentes empresarios como socios fundadores, en ellos Ashley, Julián Gamboa, Marco González, Noel Ibarra, Jorge Iberry, Miguel Ledezma, José Ramírez y mi abuelo don Raúl Muñoz González, que es el único socio fundador vivo actualmente, entre otros.

La ciudad de Chicago fue el lugar donde se elaboró la carta constitutiva del club que le dio vida a una de las mejores instituciones sin fines lucrativos que se han fundado en El Mineral.

En esa época nuestra ciudad tenía menos de 40 mil habitantes. La primera actividad de este nuevo club se llevó a cabo el 18 de diciembre, con la entrega de juguetes a 582 niños, por lo que el club fue muy felicitado.


Curiosamente, debido a la lentitud del correo de aquellas épocas, la carta constitutiva se entregó hasta enero de 1944 por el entonces gobernador rotario, Miguel Herrejón, y se recibió una infinidad de cartas de bienvenida de Estados Unidos. Para esos años, el club tenía 28 socios.

Como es de esperarse, hubo altibajos en la vida del club. Uno de los momentos más críticos fue en 1956, cuando se quedó solo con 10 socios y siendo presidente Rodolfo Luján, por lo que se procedió a invitar a 18 nuevos socios, lo que salvó al club de su debacle.

En estos 70 años, el Rotario, como le decimos con cariño, ha participado activamente en la solución de los problemas de la comunidad y en diversos eventos que lo han acreditado como la institución fuerte que representa. Para dar lucimiento a la feria de Fresnillo, montó muchos años el merendero Rotario.

También inició la escuela de educación especial, donó varios camiones cisterna para el cuerpo de bomberos, construyó el edificio de la Cruz Roja y el de los bomberos, donó equipo para ambas instituciones, ha donado en este tiempo más de 500 sillas de ruedas y construyó el boulevard de la entrada sur de Fresnillo.

Además, fue un participante muy activo en el intercambio de estudiantes, organizó por muchos años el tradicional baile de debutantes, ha donado lentes y becas, patrocinado cirugías de ojos, otorgado despensas a familias marginadas, creó el evento de la sonrisa de un niño y ha colaborado de la mano con el sector salud para vacunar a miles de niños en el municipio con el programa Polio Plus de Rotary International.

Actualmente el programa estrella es el Banco de Alimentos de Fresnillo, con el que a través de eventos como Más Amor, Menos Hambre han logrado dos naves, cuarto frío y vehículos que permiten otorgar quincenalmente despensas de 12 kilogramos a más de mil 837 familias.

El objetivo de Rotary a nivel mundial es uno solo: estimular y fomentar la aplicación del ideal de servicio como base de todo emprendimiento digno. Rotary es mucho más que servicio, ayuda y amistad. Es una escuela de formación humana que hace que los rotarios sean mejores personas para que puedan hacer mejores cosas.

Como se dará cuenta, dar de sí antes de pensar en sí y la prueba cuádruple han sido frases que me han hecho crecer como persona y me hacen sentir orgulloso de tener un papá, tíos y abuelo rotarios que han hecho mucho por la comunidad donde vivimos. Por esto y más, gracias Rotary y felices 70 años, que cumplas muchos más. Hasta la próxima.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad