Wednesday 07 de December de 2016

¿Deberá ser regulado el acoso verbal a la mujer?

Arnulfo Joel Correa Chacón      7 May 2014 22:00:09

A- A A+

Compartir:
¿Deberá ser regulado el acoso verbal a la mujer?
Arnulfo Joel Correa ChacónLa Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, en su artículo 1, establece que por “violencia contra la mujer” se entiende todo acto basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.

En varias ocasiones he tenido la oportunidad de comentar en este espacio diversas modalidades de violencia contra la mujer. Esta vez, centraré mi reflexión en “otro” tipo de violencia, de acoso, del que casi nadie habla, que es el más tolerado socialmente, el menos documentado y el más difícil de clasificar en términos legales: el acoso verbal callejero disfrazado de piropo, que a pesar de la alta incidencia, es un asunto ignorado, del que pocas leyes o políticas se ocupan.

Frases como “estás bien buena”, “mamacita”, “sabrosa”, “merezco”, acompañadas de palabras obscenas, insultos, groserías, tocamientos, chiflidos, susurros o incluso gritos, es lo que en ocasiones, las mujeres reciben en los espacios públicos.

Para la mayoría de los hombres, incluso también para algunas mujeres, estas frases pudieran ser comentarios halagadores a modo de broma; sin embargo, en la realidad, la mayoría de las mujeres se sienten ofendidas o humilladas.

El Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) descubrió a través de una encuesta telefónica realizada en México, durante este mes de abril, que el 66% del total de los entrevistados, incluyendo hombres y mujeres, considera los piropos como agresiones verbales, el 37% de las mujeres califican el fenómeno del acoso verbal callejero como “muy grave”, siete de cada 10 personas consultadas dicen que esas expresiones deberían ser catalogadas como delitos.

Llama la atención que a los hombres entrevistados se les preguntó cómo reaccionarían si yendo por la calle con su esposa, novia, amiga o hija, le lanzan un piropo agresivo. El 72 % respondió que reclamaría con violencia y en forma agresiva, “me enojaría”. Es en la calle donde las mujeres se sienten con frecuencia incómodas e inseguras, los piropos agresivos pueden generar miedo, vergüenza, impotencia, e incluso la necesidad de salir a la vía pública acompañadas.

La violencia contra la mujer, la que va especialmente dirigida a menospreciar su dignidad, es una de las más vergonzosas violaciones de los derechos humanos.

Hay hombres que no les creen a las mujeres que dicen sentirse insultadas por un piropo agresivo o vulgar. Pensar que una mujer necesita de un piropo de este tipo para sentirse bien es una idea equivocada. En realidad, una persona sea hombre o mujer, no necesita de los comentarios “halagadores” para sentirse valiosas, son otros los factores mucho más profundos los que influyen para sentirse digno, seguro y feliz.

La igualdad entre mujeres y hombres se basa en el respeto mutuo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad