Friday 09 de December de 2016

Dedicación de la Basílica de Letrán en Roma

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      8 Nov 2014 21:17:26

A- A A+

Compartir:
El emperador Constantino regaló el templo al Papa Silvestre. (Imagen)
El emperador Constantino regaló el templo al Papa Silvestre. (Imagen)
INTRODUCCIÓN
En este domingo, la Iglesia Universal celebra la , que desde el siglo 4 ha sido la Catedral de los Papas. Según la historia de la iglesia, el Palacio de Letrán era propiedad de una familia romana de los Laterani, y que desde el siglo primero estuvo al servicio de los emperadores del Imperio Romano.

En el siglo 4, este palacio pasó a ser propiedad del emperador Constantino y él lo regaló al Papa.
Este emperador construyó la basílica adjunta en el año 320 y fue dedicada al Divino Salvador y consagrada por el Papa Silvestre.

Esta Catedral fue la primera en ser consagrada en el mundo y tiempo después fue dedicada a San Juan Bautista y a San Juan Evangelista.

Por lo anterior, la Basílica de Letrán ha sido considerada la Iglesia Madre de Roma y de todas las Iglesias en el mundo católico.

En ella se celebraron cinco grandes Concilios Ecuménicos en los siglos 12, 13 y 16.

Actualmente, se celebra este aniversario en todas las diócesis de nuestra Iglesia Católica reforzándose de esta manera la comunión universal en “la unidad de la caridad”.

Los Papas celebran cada año el Jueves Santo en esta Catedral Basílica con la acción litúrgica del lavatorio de los pies.

EL TEMPLO MATERIAL Y EL ESPIRITUAL
El contexto de las lecturas de este día nos descubren la realidad del “templo” en una doble dimensión: la material y la espiritual.

En efecto, la primera lectura tomada del profeta Ezequiel nos describe cómo el templo dedicado a Dios es fuente de agua viva que corre, hasta formar un gran río que va hacia el Arabá sanando, fecundizando y llenando de vida a ambas riberas por donde pasa este caudal.

La segunda lectura tomada de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios nos revela que los cristianos somos la casa de Dios que él edifica.

Este templo-casa del Altísimo, se debe edificar sobre el único cimiento válido que es Cristo y nadie puede poner otro distinto.

En el templo que formamos los creyentes en Jesús, inhabita el Espíritu Santo y por consecuencia, quien destruye el templo de Dios, será destruido por el mismo Dios, “porque el templo de Dios es santo y ustedes son ese templo”.

Y la tercera lectura del evangelio de San Juan nos refiere cómo Jesús con celo divino y humano, arroja severamente con un lazo de cordeles a los comerciantes de animales y a los cambistas de monedas, del atrio del templo de Jerusalén, porque esas gentes profanaban con su comercio sacrílego.


Con esta actuación de Jesús tan sorprendente e inesperada, los discípulos del Señor se acordaron de lo que estaba escrito de él en el Salmo 69,10: “El celo de tu casa me devora”.

Cuando intervinieron los judíos preguntándole a Cristo: “Qué señal nos das de que tienes autoridad para actuar así”. Jesús les respondió: "Destruyan este templo y en tres días lo reconstruiré.

"Replicaron los judíos: Cuarenta y seis años se ha llevado la construcción del templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?"

Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Por eso, cundo resucitó Jesús de entre los muertos, se acordaron sus discípulos de que había dicho aquello y creyeron en la Escritura y en las palabras que Jesús había dicho”.

En sentido material, los templos son lugares dedicados o consagrados para el culto divino de adoración, acción de gracias, impetración de gracias y propiciación en orden a que se perdonen los pecados.

Los templos reciben a las asambleas orantes en su comunicación con el Padre, por el Hijo encarnado y con las gracias celestes del Espíritu Santo.

En sentido espiritual, somos los creyentes cristianos, quienes siendo con Cristo por la consagración del bautismo, verdaderos templos vivos de Dios Uno y Trino, formamos la Iglesia como comunidad
consagrada y manifestada en todo el orbe mediante los templos materiales, desde las grandes basílicas, los santuarios, las parroquias y hasta las más humildes capillas.

De esta manera el sentido pleno del “templo cristiano” conjunta estas dos dimensiones de las cuales acabamos de explicar.

APLICACIONES PRÁCTICAS DE ESTAS REFELEXIONES QUE HAN BROTADO DE LOS TEXTOS BÍBLICOS DE NUESTRA EUCARISTIA
Partiendo de la enseñanza básica o fundamental de que los cristianos somos templo de Dios y que en nosotros, por la gracia divina está presente y activo el Espíritu Santo, ¿qué aplicaciones prácticas podemos apuntar aquí para ser los verdaderos y auténticos templos de Dios?

Por eso: maltratar a la esposa y a los hijos; despreciar a cualquier persona; difamar y calumniar a los vecinos; escandalizar y abusar de los niños; humillar a los pobres e indígenas; torturar a un preso;
lastimar u ofender a alguien voluntariamente; encarcelar y condenar injustamente a inocentes; privar la vida de los niños que están por nacer; violar a una persona; asesinar a un ser humano... toda esta lista manifiesta un verdadero sacrilegio destruyendo el templo vivo de Dios.

CONCLUSIÓN
Y quienes destruyen el templo de Dios, serán destruidos por Dios. Porque el templo de Dios es santo y ustedes son ese templo, como ya hemos explicado con esta homilía.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
A plena luz del día asesinan a 3 hombres en Calera
Madre finge que le robaron a su bebé para ocultar que lo asesinó
Llega a casa de su hijo; lo encuentra muerto
Balean dos viviendas del Centro Histórico de la capital
Por frío, cobijan a bebé en exceso y muere asfixiado
Se quedan comerciantes del mercado Arroyo de la Plata hasta el 15 de enero
La Joya está lista para los XV años de Rubí y sus invitados
En Guerrero 3 agentes de la PGR murieron calcinados en un vehículo
Caen 2 por homicidio de Renato López; móvil sería pasional
Entrega la Sedesol 9 millones de pesos en créditos
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad