Wednesday 18 de January de 2017

​Democracia en crisis

Miguel G. Ochoa Santos      4 Apr 2016 01:10:40

A- A A+

Compartir:
Molestan en exceso, a los partidarios de la democracia representativa, las formas directas de participación política. Por lo general, tanto liberales como socialdemócratas y conservadores salen raudamente a descalificarlas por considerarlas expresiones populistas.

Sobre todo en esta época de devastación social, ecológica, cultural y económica el descontento tiende a arrasar con la imagen de diputados, senadores, partidos y gobernantes. La crisis revela con nitidez la ficción democrática sobre la cual se ha erigido esta ilusión de representación de la soberanía popular.

Los brutales recortes al gasto social contrastan con los recursos del erario público destinados a salvar bancos y empresas, es decir, a intereses privados de las élites, que ya sabemos que cuando pierden dineros o yerran en sus acciones financieras socializan las pérdidas.

Desahucios hipotecarios y desempleo proliferan, mientras que de izquierda a derecha, los señores
delegados del pueblo siguen departiendo el pan, la sal y el vino en los restaurantes más exclusivos, además de trapichear agitadamente con los fondos de la hacienda pública. Alguna vez usan el transporte colectivo para signar la impostura democrática que encarnan a la perfección.

Los salarios menesterosos corren en sentido inverso al orondo ingreso de nuestros congresistas. La educación, la investigación científica y la cultura cada año pierden presupuesto, pero los cachorros de la revolución viven en las nubes gracias a la ordeña de las arcas públicas. Pemex está en quiebra, pero los líderes sindicales gozan sin pudor de una vida de jeques.

No obstante, los ciudadanos sin pedigrí practican a diario el funambulismo para no caer al precipicio. Sin instituciones que directamente representen sus intereses, éstos viven las calamidades, los abusos de gobiernos y empresarios. Apoquinan los impuestos que la hacienda determina, pero no pueden vigilar en tiempo real el uso y destino de estos recursos, mucho menos conocer los patrimonios engordados durante las estancias en cargos públicos.

Es urgente la creación de formas y entidades que en verdad defiendan las necesidades ciudadanas.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad