Sunday 11 de December de 2016

Despiden a Gabo en Bellas Artes

AP      22 Apr 2014 00:12:58

A- A A+

Compartir:
  • Mercedes, sus hijos y Rafael Tovar y de Teresa hicieron la primera guardia de honor. (AP) Mercedes, sus hijos y Rafael Tovar y de Teresa hicieron la primera guardia de honor. (AP)
  • Hubo mariposas por doquier. (AP) Hubo mariposas por doquier. (AP)
Imagen de


MÉXICO, DF.- Con flores, mariposas, música y miles de lectores y admiradores fue como se despidió y rindió homenaje al Nobel de Literatura colombiano, Gabriel García Márquez, en la ciudad de México.

Sus cenizas reposaron por horas en el imponente Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, mientras en su natal Aracataca se hizo un sepelio simbólico.

Y como una manera de resaltar el vínculo de Gabo con su natal Colombia y su adoptivo México, los presidentes de ambos países se unieron en una ceremonia en la que aseguraron que el escritor perdurará por generaciones a través de una obra, que logró llevar Latinoamérica al mundo entero.

“Gabriel García Márquez, el más colombiano de los colombianos sigue vivo, seguirá vivo en sus libros y en sus textos”, dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

“Sus palabras y sus libros sobrevivirán los límites de la efímera vida humana”, aseguró Enrique Peña Nieto.

Ambos presidentes culminaron su participación con una guardia de honor junto a la urna con las cenizas de García Márquez, mientras algunas mariposas amarillas de papel eran lanzadas sobre ellos.
Poco después, miles de ellas volaron por los aires fuera del Palacio de Bellas Artes.

El amarillo era el color predilecto del escritor y las mariposas evocan una célebre escena de su obra maestra, Cien años de soledad.

Llevados por su familia desde su casa en el sur de la Ciudad de México, los restos del escritor fueron recibidos en Bellas Artes con una lluvia de aplausos, mientras la urna con sus cenizas era colocada sobre un pedestal rodeado de rosas amarillas.

Su esposa Mercedes y sus hijos Gonzalo y Rodrigo, hicieron la primera guardia de honor y de inmediato comenzó a tocar un cuarteto de cuerdas que intercaló con una orquesta para interpretar algunos fragmentos de piezas clásicas que le gustaban al escritor.

También estuvieron en la primera guardia el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México, Rafael Tovar y de Teresa, y la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García.

Mientras decenas de invitados, entre familiares, amigos y funcionarios, hacían guardias alrededor de la urna, los admiradores del escritor pasaban a unos metros, sin poder acercarse más que para dejar algunas flores amarillas.

Un trío se detuvo frente a la urna e interpretó un vallenato, la música de la costa colombiana de donde era originario y que tanto gustaba a Gabo.

Él dijo en algún momento que  Cien años de soledad era un vallenato de 400 páginas.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad